FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

EL CARBONERO COMÚN (Parus major)

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

  Ejemplar adulto.

 


FICHA TÉCNICA

Orden: Paseriformes

Familia: Paridae

Especie: Parus major

Estatus: Especie catalogada “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Longevidad: pueden vivir de 2 a 3 años.

Peso: de 15 a 20 gramos

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir de 25 cms.

Longitud: mide unos 15 cms., aproximadamente.

 

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El carbonero común  es un ave de pequeño tamaño, con la cabeza es de color negro brillante y se distingue por una característica corbata de color negro que contrasta con el color amarillo de su vientre. También es característica de la especie una mancha de color blanco en sus mejillas. El dorso es de color verde y sus patas de color azul.

 

Su habitad es muy variado, se le puede ver en zonas arboladas, bosques  e incluso jardines. Zonas con árboles frutales y bosques de hoja caduca también son habitad frecuentados por los carboneros.

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Carbonero bebiendo agua en un estanque

 

Su dieta es básicamente de insectos, larvas y semillas. La captura de orugas como puede ser la procesionaria le convierten en un aliado para la conservación de especies vegetales. Si lo que comen es fruta se decantan por aquella que ya puede ser habitada por gusanos.

 

El dimorfismo sexual no es muy acusado, el rasgo que mejor puede diferenciarlos a simple vista es el grosor de la “corbata” negra que lucen en el vientre ya que en la hembra es algo más fina que en el macho.

 

 

          

© Eduardo Nogueras Ocaña

Dimorfismo sexual: el tamaño de la “corbata” negra que lucen en el pecho el macho, (imagen de la izquierda) es más gruesa y marcada, lo que permite diferenciarlo de la hembra (imagen de la derecha), que es más fina e irregular.

 

 

La reproducción comienza en Abril y continúa hasta Junio. El nido es un conjunto de ramas, hojas secas y musgo que puede encontrarse en huecos de árboles, muros e incluso en las cajas-nido elaboradas artificialmente, pero que suponen una ayuda a la proliferación de ésta y otras especies de aves.

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Diferentes tipos de nidos utilizados por carboneros

 

 

El vuelo del carbonero común es fuerte y bastante acrobático, gracias a su pequeño tamaño revolotea entre la maleza con mucha agilidad, aunque también suele posarse en el suelo y en las charcas de agua en busca de pequeños insectos.

 

El reclamo es muy variado emitiendo sonidos agudos y metálicos de diferentes formas.

 

 

EL CARBONERO COMÚN EN LA SIERRA DE BAZA

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Ejemplar con el plumaje más apagado a finales de verano.

 

El carbonero común es sedentario, es decir, que se le puede observar en la sierra durante todo el año. Es una de los paseriformes  más abundantes de la sierra y se le puede ver en diferentes tipos de hábitats, predominando su presencia en las lindes de los bosques de confieras y en zonas de ribera con presencia de agua cercana. Se suelen ver individuos solitarios, aunque fuera de la época de cría es gregario. Se ha podido ver algún ejemplar en la zona de los Prados del Rey, lo que significa que es un ave que puede adaptarse a estas alturas sobre el nivel del mar (cerca de los 2000 metros), siempre que haya una cobertura vegetal abundante, lo que encuentra en esta zona en el ecosistema que forma el pinar silvestre de la Sierra de Baza, que da cobijo a una de las comunidades de aves más singulares y abundantes, con especies presentes como el reyezuelo, herrerillos y algunos fringílidos, además del comentado carbonero común.

 

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

 

© 2006 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"