FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

EL CARBONERO GARRAPINOS (Periparus ater)

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

  Ejemplar adulto.

 

 

FICHA TECNICA

 

 

Orden: Passeriformes

Familia: Paridae

Especie: Periparus ater

Estatus: especie catalogada “De interés especial” en el catalogo nacional de especies amenazadas.

Longevidad: pueden vivir de dos a tres años.

Peso: 10  gramos

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir hasta 20 cms.

Longitud: 11 cms aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El carbonero garrapinos es el más pequeño de los páridos; es algo más pequeño que un gorrión. Al igual que el carbonero común  es característica una mancha de color blanco en sus mejillas, pero la mejor forma de diferenciarlo del resto de carboneros es una mancha de color blanco que aparece en su nuca. El dorso es de color grisáceo y sus patas de color azul.

 

Su hábitat preferido es el bosque de coníferas, aunque también se encuentra en el bosque caducifolio.

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

El bosque de coníferas es el hábitat preferido de esta especie.

 

Su dieta es básicamente de orugas y otros insectos como arañas, también come  larvas y semillas. El dimorfismo sexual no es muy acusado, por lo que no es fácil diferenciar al macho de la hembra a simple vista.

 

La reproducción comienza en Abril y continúa hasta Junio. El nido es un conjunto de ramas, hojas secas y musgo que puede encontrarse en huecos de árboles, muros e incluso en las cajas-nido elaboradas artificialmente, pero que suponen una ayuda a la proliferación de ésta y otras especies de aves. La puesta será de ocho huevos aproximadamente, que incubará la hembra mientras el macho aporta alimento.

 

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Además de los árboles esta especie utiliza los viejos muros y los nidos artificiales que tengan un diámetro de entrada a su medida para anidar.

 

 

El vuelo del carbonero garrapinos es fuerte y bastante acrobático, gracias a su pequeño tamaño revolotea entre la maleza con mucha agilidad, aunque también suele posarse en el suelo y en las charcas de agua en busca de pequeños insectos. Se posa de rama en rama, sin llagar a elevarse  a mucha distancia del suelo.

 

El reclamo es variado emitiendo sonidos de dos formas diferentes. El canto es bastante frecuente y se le suele detectar bien gracias a él.

 

En época no reproductora se le suele ver en pequeños grupos saltando y revoloteando de rama en rama a la busca y captura de comida o de lugares donde se sientan protegidos -como son los arbustos con espinos- de sus depredadores.

 

 

 

LA CARBONERO GARRAPINOS EN LA SIERRA DE BAZA

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Ejemplar  en vuelo, posándose en un rosal silvestre.

 

El carbonero garrapinos es sedentario, es decir, que se le puede observar en la Sierra de Baza durante todo el año. Es una de los paseriformes  más abundantes de la sierra y se le puede ver en diferentes tipos de habitad. Se suelen ver individuos solitarios, aunque es más frecuente observarlo en pequeños grupos, sobre todo fuera de la época de cría.

 

La Sierra de Baza ofrece a esta especie,  en abundancia, uno de sus hábitats preferidos -el bosque de coníferas- ya que es el tipo de bosque con mayor superficie dentro del Parque Natural. Caminando por el interior de estos bosques y bajo el amparo de diferentes especies de pinos, se les puede escuchar y ver con relativa facilidad, sobre todo a primeras y últimas horas del día. Es una especie muy confiada, por lo que no resulta difícil de ver a poca distancia siempre que se adopte una actitud no ofensiva en su entorno.

 

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

 

© 2007 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"