FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

EL GAVILÁN COMÚN (Accipiter nisus)

©  Eduardo Nogueras Ocaña

Ejemplar adulto de gavilán fotografiado en la Sierra de Baza 


FICHA TÉCNICA

Orden: Accipitriformes

Familia: Accipitridae

Especie: Accipiter nisus

Estatus: especie catalogada "de interés especial" en el catálogo nacional de especies amenazadas.

Longevidad: pueden vivir hasta 10 años.

Peso: 250 gramos aproximadamente, en los ejemplares adultos.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 79 cms.

Longitud: De 30 a 42 cms. aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El gavilán es una rapaz diurna de pequeño tamaño. Su cabeza es corta y pequeña, la hembra posee una lista ocular clara y las diferencias entre ambos sexos son bastante significativas. Las hembras son bastante más grandes, con las listas de color gris en el vientre y la parte dorsal de color azul. El macho tiene el vientre con dibujos de rayas horizontales de color anaranjado.

 

Sus tarsos y dedos son de color amarillo, más finos que los del azor ( Accipiter gentilis), y sus garras son finas y afiladas para prender con facilidad a sus presas. El pico es corto y con forma de garra para desgarrar la carne de sus presas. El color de los ojos puede variar según la edad del ejemplar, pudiendo ser amarillo, naranja o rojo. Su cola,  larga y rectangular, que luce cuatro o cinco bandas de color oscuro, esta diseñada para poder realizar acrobáticas maniobras de vuelo entre la espesura del bosque.

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

Imagen de la cabeza de una hembra adulta.

 

 

Su hábitat  esta asociado a zonas boscosas, aunque también se ha observado en zonas cercanas al hombre, jardines y parques donde son abundantes las presas.

 

El gavilán se alimenta de aves pequeñas principalmente, aunque también puede cazar algunos pequeños mamíferos, pequeños ratones y musarañas, así como algunos insectos. En verano se le ha detectado acudiendo a beber a fuentes y manantiales donde refrescarse y limpiar su plumaje.

 

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

Restos de una presa desplumada por un gavilán.

 

El nido del gavilán esta situado cerca del tronco de un árbol, preferentemente de coníferas, a una altura bastante considerable (más de seis metros) y suele estar fabricado de pequeñas ramitas que están entrelazadas formando una plataforma suficientemente estable como para albergar a la hembra y a cuatro o cinco poyos. La nidada suele ser tardía, entrado ya el mes de junio. El macho se ocupa de alimentar a la hembra durante la incubación trasladándose a un posadero donde le aporta el alimento cerca del nido.

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

  Detalle de las garras de un gavilán, donde se puede apreciar el color amarillo, así como el diseño de las uñas para atrapar a sus presas.

 

 

El vuelo del gavilán es bastante acrobático. Esta preparado para cazar aves en pleno vuelo, de ahí que su agilidad debe de ser importante. Sus aleteos son fuertes y los planeos no los realizan a gran altura del suelo, de ahí que se confunda con la maleza y sea difícil de detectar. Para cazar, utiliza un posadero desde el que parece estudiar y predecir cuales serán los movimientos de su presa.

 

 

 ©  Eduardo Nogueras Ocaña

 Plumas del pecho de un gavilán donde puede apreciarse las características rayas horizontales que lo cruzan.

  

 

Su reclamo  de esa especie es una voz  repetitiva y rechinante “gick-hick-ghick…” que no suele escucharse con facilidad, ya que  no suele hacer uso del reclamo fuera del nido.

 

 

EL GAVILÁN COMÚN EN LA SIERRA DE BAZA

 

 

©  Alfonso Roldán Losada

Ejemplar de gavilán fotografiado cerca de una fuente donde acude a saciar su sed en verano.

 

 

El gavilán común es una especie bien representada en la Sierra de Baza, ya que ésta ofrece el habitad necesario para que esta especie pueda anidar. Su presencia se haya ligada a los bosques de repoblación, aunque se han detectado ejemplares cerca del encinar mesomediterráneo, también es posible detectar su presencia en las zonas del parque donde hay una gran afluencia de especies aladas que le sirven de alimento. El rastro de un arrendajo desplumado, puede ser un buen indicio de su presencia.

 

El gavilán es una especie migratoria, de paso y  sedentaria, aunque aún hay un gran número de individuos que pasan el invierno en África, algunos ejemplares quedan durante todo el año dentro del Parque Natural.

 

Hay que tener en cuenta que es una de las aves que ha sufrido un fuerte retroceso debido al envenenamiento por el uso de pesticidas y a la caza indiscriminada.  Su población es siempre difícil de determinar debido a  que permanece mucho tiempo en silencio y en un habitad muy cerrado.

    

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

© 2008 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"