FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

LA PALOMA TORCAZ (Columba palombus)

©  Alfonso Roldán Losada

Ejemplar adulto de paloma torcaz 


FICHA TÉCNICA

Orden: Columbiformes

Familia: Columbidae

Especie: Columba palombus

Estatus: especie no amenazada.

Longevidad: pueden vivir hasta 10 años.

Peso: De 360 a 670 gramos aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 81 cms.

Longitud: 41 cms. aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

En la mayoría de los bosques de la provincia de Granada se puede ver con cierta facilidad el vuelo de una paloma torcaz, ya que es sin duda, una de las especies de palomas silvestres mejor distribuida en la provincia.

 

Su tamaño es el mayor de las palomas, y el color de su plumaje es gris en su zona dorsal y rosa oscuro en el vientre. La gran mancha blanca situada en el cuello rodeada de plumas de brillos metálicos es la marca que mejor caracteriza a esta especie. Durante el vuelo también muestra una mancha blanca a la altura de las alas medias. La diferencia sexual más significativa es el tamaño de la hembra que es más pequeña que el macho. Los individuos más jóvenes no muestran la mancha blanca en el cuello.

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

Las palomas torcaces se agrupan en grandes bandadas fuera del ciclo reproductor.

 

 

Su hábitat es muy variado, anidan en bosque de todo tipo, muestran preferencias por zonas arboladas, dehesas cerealistas y también se la puede localizar en algunos parques y jardines, aunque en menor proporción.

 

La paloma torcaz se alimenta fundamentalmente de cereales, frutos y semillas. Normalmente se desplaza por el suelo dando pequeños saltos en busca de alimento. También suele acudir en verano a últimas horas del día a saciar su sed en  pequeñas fuentes de agua.

 

La paloma torcaz construye el nido a cierta altura del suelo, encaramado entre las ramas de un árbol de cierto porte. Suele hacer dos y hasta tres nidadas al año, incubando una media de dos huevos. Al nacer  los poyos introducen el pico en el cuello de la madre para extraer, durante los primeros días un líquido lechoso que producen en el buche. A los 16 días aproximadamente comenzarán a volar.

 

 

 

©  Alfonso Roldán Losada

Ejemplar adulto donde puede verse la característica mancha de color blanco en el cuello, ausente en los individuos jóvenes.

 

 

El vuelo es de un batir de alas enérgico. Su fuerte aleteo es algo de lo más característico de esta especie. Muchas veces la mejor forma de detectar su presencia es por el inconfundible sonido de sus primeros aleteos. Después realiza cortos planeos, para percharse en otro posadero. La paloma torcaz en vuelo de forma solitaria puede confundirse de lejos con otras especies como el cernícalo común o un gavilán. Aunque lo normal es verla en pareja o en bandadas.

 

Su voz  es un arrullo ronco, apagado gutural “Ku-kuu--ku-ku-kuruku-” que suele repetir de forma periódica.

 

 

 

LA PALOMA TORCAZ EN LA SIERRA DE BAZA

 

 

©  Eduardo Nogueras Ocaña

La paloma torcaz es un ave muy frecuente en la Sierra de Baza. Camina por el suelo en busca de semillas.

 

La paloma torcaz es un ave sedentaria en la Sierra de Baza, esta presente todo el año y realiza su ciclo vital completo dentro de los límites del Parque Natural. Se puede hablar de una población muy alta de esta especie, que al ser cinegética se ve regulada en cierta medida por los diferentes cotos de caza que existen en el Parque. Su caza esta supeditada a la media veda tal y como se indica en la Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza: “…..tanto la paloma torcaz como la tórtola tienen aplicada la media veda que comienza el 15 de agosto al 14 de septiembre”.

 

En muchas ocasiones es posible observar grandes bandadas de esta especie en zonas de cultivo, donde acuden a buscar alimento y en los aguaderos que suelen frecuentar para beber agua durante el estío. Los pinares de repoblación son uno de los hábitats que utilizan con frecuencia las palomas como posaderos en la Sierra de Baza.

 

Es un ave tímida y huidiza que de inmediato percibe la presencia humana, saliendo en vuelo con su característico aleteo muy sonoro al principio, que puede dar la impresión de un ave de mayor tamaño debido al ruido que produce.

 

En verano se la suele ver en hábitat y lugares frecuentados por la tórtola europea, con la que puede compartir territorio.

     

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

© 2008 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"