FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

LA ALONDRA COMÚN

(Alauda arvensis)

© Eduardo Nogueras Ocaña

Ejemplar adulto de alondra común.

 

FICHA TÉCNICA

Orden: Passeriformes

Familia: Alaudidae

Especie: Alauda arvensis

Estatus: especie catalogada de interés especial.

Longevidad: pueden vivir hasta cinco años.

Peso: 40 grs. aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 34 cms.

Longitud: 18 cms. aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

La alondra común es un ave de pequeño tamaño, algo mayor que un gorrión, de plumaje color marrón con listas marrones oscura. Llama la atención por poseer en su cabeza  una cresta que suele erizarse de bandas pardas y claras. Su vientre es más claro con un pecho lleno de listas de color marrón. Su pico es corto y sus patas llaman la atención por poseer una garra posterior bastante más larga que el resto. Los machos suelen ser más grandes que las hembras.

 

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

Ejemplar de alondra común posada sobre unas rocas para observar el territorio.

 

El hábitat preferido de las alondras son los grandes campos de cultivo, estepas de alta montaña  y en general zonas de campo abiertas, donde pueda encontrar alimento, zonas que van desde pequeños arbustos que le sirvan de posaderos y que contengan algo de vegetación que le ayude a esconder su nido.

 

A principios de mes de abril comienza los cortejos y la construcción del nido. El nido está  ubicado en el suelo, formado por hierbas y tallos secos, generalmente es la hembra la que lo construye. Mientras la hembra incuba el macho vuela cerca delimitando su territorio. Pasados diez días nacen los poyos y gracias a una aportación de alimento muy frecuente salen de éste a los diez días, pero no vuelan hasta pasados diez días más. Es muy común una segunda nidada, e incluso una tercera.

 

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

La alondra común busca insectos y semillas caminando por el suelo.

 

La alondra común se alimenta fundamentalmente de semillas, brotes e  insectos. Suele andar por el suelo, picoteando. Una vez transcurrida la época de cría, las alondras suelen formar bandos, que pueden verse y hacerse sentir de forma notable.

 

El canto de alondra es un trino, muy musical, que suele realizarlo en vuelo. Es posible que se detecte su presencia antes por su canto que por su observación.

 

El vuelo de la alondra está formado por  una alternancia de fuertes aleteos y cortos planeos circulares mientras canta. La altura del vuelo no es muy grande.


© Eduardo Nogueras Ocaña

La alondra vuela a corta distancia del suelo, al mismo tiempo que canta.

 

 

LA ALONDRA COMÚN EN LA SIERRA DE BAZA

 

  

© Eduardo Nogueras Ocaña

La alondra muestra una cresta erizada algo más pequeña que la de su homóloga la cogujada montesina (en la foto), por lo que es fácil confundir ambas especies.

 

La alondra común es un ave común en la Sierra de Baza, donde es sedentaria y se le suele ver más en la zona basal, ya que es más abierta y se adapta más al hábitat característico de esta especie. Al ser un ave de fácil detectabilidad es posible observarla en posaderos cantando, postes, pequeños arbustos y también en bandos en la altiplanicie de Baza. También le gustan mucho las rocas que sobresalen del suelo, que utiliza como posaderos. Dentro de la provincia de Granada es esta zona una de las más frecuentadas por esta especie. 

 

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

© 2009 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"