FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

EL VERDECILLO

(Serinus serinus)

 

© José B. Ruiz

Grupo de machos y hembras de Verdecillo en un bebedero.

 

FICHA TÉCNICA

Orden: Passeriformes

Familia: Fringillidae

Especie: Serinus serinus

Estatus: especie catalogada de interés especial.

Longevidad: pueden vivir hasta tres años.

Peso: 15 grs., aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 20 cms.

Longitud: 12 cms. aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El verdecillo es un ave de pequeño tamaño que toma su nombre del color verde  de gran parte de su plumaje. El macho luce un amarillo intenso en su píleo y  alrededor de sus mejillas así como en  su garganta y gran parte del vientre. El resto del plumaje es de color verde con finas listas de color amarillo. Sus ojos son oscuros y su pico es corto pero robusto.

 

La cola es ahorquillada y en vuelo puede verse su obispillo de color amarillo.

 

Las hembras son algo menos llamativas, sobretodo lucen menos amarillo en el pecho que los machos. 

 

 

© Juan Cubero

Macho de verdecillo, donde se aprecia el llamativo color de su pechera.

 

 

El hábitat  más habitual de esta especie son los bosques con árboles caducifolios, parques y jardines de los pueblos y ciudades. Campos de cultivo como viñedos y frutales también son lugares frecuentados.

  

 

© Eduardo Nogueras Ocaña

El verdecillo aprovecha la maleza para sentirse protegido de sus depredadores naturales.

 

 

Llegado el mes de mayo comienzan la primera nidada de esta especie que construye su nido en arbustos de cierto porte y árboles, colocando pequeñas ramas y tapizándolas de musgo y pelo. La puesta suele ser de cuatro huevos incubados por la hembra.  Al nacer los poyos – a las dos semanas- son alimentados principalmente por el macho con alimentos que regurgitan  al llegar al nido. Los poyos permanecerán en el nido dos semanas más, tras las cuales serán alimentados una semana más fuera del nido, hasta ser totalmente independientes. Son frecuentes dos nidadas anuales hasta el mes de Julio.

 

© Juan Cubero

Un ejemplar de verdecillo en su posadero desde el que suele entonar un canto de suaves tonos muy agradable.

 

 

La alimentación del verdecillo es  fundamentalmente vegetal, come semillas que coge del suelo de arbustos y tallos tiernos de algunas plantas, que completan su dieta.

 

 

© José Ángel Rodríguez

Imagen de un verdecillo cerca de un manantial donde poder beber agua y limpiar su plumaje.

 

 

El vuelo del verdecillo es ondulante, suele realizar fuertes aleteos, muy vigorosos, para después planear en caída hasta volver a coger altura con nuevos aleteos.

 

Su canto es bastante singular, es un trino muy melódico con notas líquidas que puede variar dependiendo de la situación. Canta tanto posado en la copa de los árboles como en vuelo y al ser un pájaro bastante gregario, a veces se pueden escuchar en pequeños bandos.

 

 

EL VERDECILLO EN LA SIERRA DE BAZA

 

© José Ángel Rodríguez

Si bien la identificación de los machos de Verdecillo no presenta dificultades, las hembras pueden confundirse con inmaduros de Verderón (en la imagen).

 

  El verdecillo es un ave presente en la Sierra de Baza, se le puede considerar sedentario y abundante, ya que la especie encuentra en este territorio el hábitat que necesita para su desarrollo. No suele verse por encima de los dos mil metros de altura y prefiere zonas de cultivo donde haya árboles para anidar.  Es bastante termófilo, por lo que utiliza más la vertiente sur de las montañas para ubicarse, la zona donde más se ha detectado su presencia es de bosque mixto de coníferas y encinas con abundante sotobosque, donde encuentra semillas abundantes para completar su alimentación.

 

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

© 2011 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"