FICHAS DE AVES DEL PARQUE NATURAL “SIERRA DE BAZA”

 

EL ESTORNINO NEGRO

(Sturnus unicolor)

 

© Juan Miguel Adán

Ejemplar adulto de Estornino negro.

 

FICHA TÉCNICA

Orden: Passeriformes

Familia: Sturnidae

Especie: Sturnus unicolor

Estatus: especie catalogada de interés especial.

Longevidad: pueden vivir hasta cinco años.

Peso: De 75 a 91 grs., aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 42 cms.

Longitud: 20 cms. aproximadamente.

 

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El Estornino negro es un ave  de pequeño tamaño, que se caracteriza por el color negro de su plumaje que contrasta con su pico de color amarillento y sus patas rosa-anaranjado. Sus ojos de color oscuro le otorgan un rostro casi indiferenciable del cuerpo. Su color negro es brillante con algunas motas de color gris que son poco apreciables.  La hembra es de color negro pero más apagado que el macho, sin tanto brillo. Los inmaduros tienen un plumaje gris oscuro y la garganta algo más clara.

 

© José Ángel Rodríguez

Dos ejemplares adultos de Estornino negro en su posadero, donde se puede apreciar el color negro brillante de su plumaje.

 

 

Parece ser que han existido algunas controversias sobre la diferenciación del Estornino negro (Sturnus unicolor) y el Estornino pinto (Sturnus vulgaris), ya que al primero se le consideraba una subespecie del segundo y no una especie diferente debido a las similitudes entre ambas. Diferentes estudios han demostrado sus diferencias de comportamiento y hoy en día no hay duda alguna de su diferente clasificación taxonómica.

 

© José Ángel Rodríguez

Pasado el primer mes, los individuos inmaduros comenzar a dispersarse y forman pequeños bandos que recorren las zonas agrícolas en busca de alimento. En la imagen puede verse el color gris oscuro que los diferencia de los adultos.

 

 

El hábitat más común de esta especie son las zonas agrícolas, cortijos y pueblos, así como zonas de bosque y pinares de poca densidad. No visita las zonas muy montañosas.

 

Llegado el mes de abril comienzan las primeras puestas (puede haber dos)  del estornino negro que pueden ocurrir hasta el mes de junio.

 

 

© Eduardo Nogueras

Otra característica de los individuos inmaduros es el color oscuro  del pico y de las patas.

 

 

La construcción del nido es una tarea que comienza el macho y la hembra lo termina de tapizar con paja, plumas y hierba. La localización más frecuente es bajo tejas de viejas construcciones rurales; también lo hacen en agujeros de árboles y muros viejos.  La puesta es de cuatro a seis  huevos que incuban ambos congéneres. A las dos semanas nacen los poyos que son de color gris oscuro. Serán alimentados por el macho  y la hembra aportando semillas, insectos y frutas.

 

 

© Alfonso Roldán 

El Estornino negro puede llegar a imitar el canto de otras especies debido a que posee una gran facilidad para emitir diferentes tipos de sonidos. En la imagen un ejemplar macho posado sobre un tejado, uno de sus hábitats principales.

 

 

El Estornino negro se alimenta caminando por el suelo, buscando insectos y semillas. Como es muy sociable, aprovecha las ventajas de volar en grupo para localizar mejor las zonas que aportan alimento. También suele en verano acudir con frecuencia a tornajos, lavaderos y abrevaderos en busca de agua donde lavar su plumaje, asearse y beber.

 

© Alfonso Roldán 

Un ejemplar con un grupo de orugas en el pico.

 

El canto del estornino negro es muy variado, hasta el punto que puede llegar a realizar varias imitaciones. Emite una gran variedad de chasquidos, gorgoteos y graznidos desde su posadero o en vuelo.

 

 

EL ESTORNINO NEGRO EN LA SIERRA DE BAZA

 

© Juan Cubero 

Ejemplar juvenil de Estornino negro. 

El Estornino negro es un ave presente en la Sierra de Baza, donde es sedentaria pudiendo ser observada durante todo el año en la comarca. Su número es elevado, aunque en invierno puede ser confundido por su homologo el Estornino pinto. Se le puede observar con más facilidad cerca de cortijos y pequeñas aldeas rurales, donde en ocasiones gusta de posarse sobre tejados y cables de luz. Su distribución no alcanza las zonas altas de la sierra, sino más bien la zona basal, donde hay terrenos agrícolas y mayor presencia de construcciones humanas que aprovechará para nidificar.

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

 

© 2011 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados

 

 

 

 

 | atrás |

Mas información puedes encontrar en nuestra "Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza"