EDICIÓN MENSUAL - AÑO XX
Nº 229 –  JULIO 2018
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

ACTIVIDADES

Ediciones anteriores




REPORTAJES

LA CAZA COMO ACTIVIDAD HISTÓRICA QUE SE HA VENIDO PRACTICANDO EN EL ÁMBITO DEL ACTUAL PARQUE NATURAL SIERRA DE BAZA.

En el reportaje se recogen una serie de aportaciones de su autor, Andrés García-Granados López de Hierro, para una correcta gestión cinegética en el Parque Natural Sierra de Baza.

Otros reportajes


Fichas DE PLANTAS

 

Etnobotánica de la Sierra de Baza. Cada mes una nueva ficha de plantas de la Sierra de Baza, con especial atención a su aprovechamiento y uso, desde siempre, por parte el hombre


Consejo de redacción

Únete a nuestro grupo en facebook

O siguenos a través del blog

 

 © José Ángel Rodríguez

Macollas de Carex paniculata subsp. paniculata, en la cabecera del arroyo Balax.

 

Carex es un género de plantas perteneciente a la familia de las ciperáceas, una planta herbácea perenne afín a las gramíneas, pero botánicamente distintas, que está compuesto por unas 1.100/1.500 especies, distribuidas por casi todo el mundo que van de las regiones boreales, cerca del círculo polar ártico, hasta en el hemisferio sur, especialmente en Nueva Zelanda, aunque predominan y adquiere sus mayores densidades en las regiones frías del hemisferio norte.

Las plantas del género Carex son unas herbáceas rizomatosas, que pueden formar macollas de más de un metro de altura, con las hojas lineales y fuertes, incluso cortantes, que forman frondosos penachos. Florecen en verano, pero de manera discreta e incluso insignificante en la mayoría de las especies.

En el Parque Natural Sierra de Baza, las plantas del género Carex son muy abundantes, y están muy bien representadas, tratándose de unas formaciones características y muy espectaculares en las cabeceras de los principales ríos y arroyos de la Sierra de Baza, aunque adquiere su mayor densidad y presencia en la zona oriental del Parque (zona silicícola), con impresionantes coberturas en parajes como las cuencas altas de los ríos Balax, Uclías y Morax, donde es la especie más representativa de las turberas y prados encharcados de estos singulares enclaves.

En la publicación “Flora del Parque Natural Sierra de Baza”, de la que son autores Gabriel Blanca y Concepción Morales (Universidad de Granada, 1991), se citan 10 especies de este género: Carex caryophyllea; C. distans; C. divisa; C. flacca; C. halleriana; C. hordeistichos; C. humilis; C. mairii, la más frecuente; C. ovalis; y, C. panicea. A las que habría que añadirse Carex paniculata, exclusiva de la zona oriental del Parque, la que quedo fuera de la zona geográfica que estudiaron estos autores.  

Usos etnobotánicos
 

Por la rusticidad y belleza de esta planta también por sus cualidades ornamentales, resistencia a la falta de agua, capacidad para vivir en terrenos encharcados, soportar bajas temperaturas y ser fácil de cultivar, cada vez se vienen aprovechado más en jardinería las plantas del género Carex.

Un uso clásico de esta planta en la Sierra de Baza ha sido para rellenar albardas, y para colocarla en las cubiertas de las casas a modo de aislante bajo las lajas de esquisto.

En la medicina popular, se ha utilizado la infusión de sus hojas para tratar trastornos intestinales acompañados de diarreas y cólicos, también como remedio en las malas digestiones.

El ganado no se come muchas plantas de este género, ni incluso en la época de penuria y falta de alimento, lo que permite conservar las macollas de esta planta con un buen aspecto todo el año.