EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

AGENDA

Ediciones anteriores




 

Por Roberto Travesí

SEPTIEMBRE: Barrido
 

Para ampliar pinchar sobre la imagen

 

200 mm, 1/20s, f/8, ISO 100 (imagen sin recorte)

Modo de disparo: Manual

Formato: RAW

 

Canon EOS 5D Mark III, Canon EF 70-200 mm f/2.8L IS II USM, a pulso (con estabilizador)

 

De vuelta a la normalidad para muchas personas que han podido disfrutar de vacaciones, toca activarse de nuevo, moverse y dejar la relajación; y que mejor para ello que traer este mes a nuestra estimada revista digital una imagen en movimiento, concretamente un barrido, que tuve ocasión de realizar en 2013 acompañado por mi amigo Juanma Marín Escribano, en la cabecera del río Genil (Sierra Nevada, cerca de los 2.000 m de altitud).

Aunque es bien conocido que “barrer” en fotografía es acompañar el movimiento del motivo utilizando una obturación relativamente baja (que depende de diversos parámetros), no está tan claro para muchos fotógrafos cual es el tiempo de obturación ideal, aunque evidentemente va en función también del gusto personal (incluida la utilización de flash, que permita definir la imagen parcialmente entre el “emborronado” motivo, aunque este asunto será materia para otra colaboración mensual en esta misma publicación). Por tanto, comentaré brevemente los parámetros relacionados solo con esta imagen.

Esta fotografía es parte de una ráfaga de ocho imágenes (a 6 fps), realizadas a pulso, unas más conseguidas que otras, como es lógico, pues no solo se trata de acompañar el movimiento, sino que también hay que intentar que la captura no se desplace en ningún momento durante cada obturación con respecto al motivo. Y el terrero por el que discurrió la carrera no era plano. Es decir, el resultado estará menos conseguido si, por ejemplo, al oprimir el botón del disparador durante un movimiento horizontal del motivo desplazamos levemente la cámara hacia abajo. En mis cursos muestro claros ejemplos prácticos, pero nada que ver con el motivo natural presentado ahora. En definitiva, todo mejoraría si el movimiento fuese lineal y uniforme (predecible por tanto) y nuestro equipo estuviera montado en un trípode. Pero evidentemente, no es el caso. Por lo demás, en las ráfagas no utilizo mi clásica grabación simultánea de archivos RAW+JPG, para que así la cámara pueda alcanzar las especificaciones del fabricante en cuanto a fps/s (utilizando lógicamente una tarjeta rápida CF UDMA 7); incluso habría que considerar otros pequeños ajustes que potencialmente ralentizarían dicha ráfaga, como RR en ISOS altos, Prioridad a tonos de altas luces, corrección periférica, de aberración cromática,… pero no fueron consideradas en este caso. La teoría está muy clara, pero si la obturación es lenta… no sirve de nada tanta teoría, no se pueden realizar, por ejemplo, ráfagas de 10 fps en obturaciones de medio segundo de exposición.

La composición es intuitiva, dejando el motivo a la izquierda y dándole aire hacia donde se desplaza este. Más, imposible, hay que decidir en décimas de segundo aun considerando previamente por donde pasaría la montés (máxime utilizando el ojo derecho sobre el visor cuando el motivo se desplaza hacia nuestra derecha, la única referencia se tiene a través del ocular). Y en cuanto al diafragma, ¡da inicialmente igual!, pues al no apreciar detalles tan solo tendrá efecto con grandes diferencias de dicho valor (dependiendo evidentemente de la focal utilizada). Se utilizó realmente para conseguir el tiempo de exposición deseado utilizando un ISO bajo (por la existencia relativa de luz, que por cierto hay que recordar que en este tipo de imágenes sin detalle se aprecia más el ruido que en una imagen definida). Finalmente, el parámetro clave, la mal llamada velocidad de obturación (como he dicho en alguna ocasión, mal llamada por Nikon, Sony, Panasonic, etc. “velocidad” porque entre otras cosas no se mide en m/s, km/h u otra medida similar, realmente es el valor del tiempo en que está abierto el obturador, como bien identifica Canon como Av en su dial de modos de exposición). En este caso, fue de tan solo 1/20 s, valor bajo no muy idóneo en relación a la velocidad de desplazamiento del macho y a la focal utilizada. Pero como dispongo de un buen puñado de barridos de monteses, quise jugármela… aunque debí utilizar 1/60 aproximadamente en este caso. Juzguen pues los lectores los resultados, si pinchan en la imagen observarán un recorte del joven macho a mayor resolución (la imagen más pequeña de 700 píxeles está sin recortar, por supuesto, como se indica al inicio de este pequeño artículo y que es norma de cabecera en mi fotografía).

 

© Roberto Travesí   2017

                                                                                          www.robertotravesi.es

 Fotonatura: Roberto Travesí

Facebook: Roberto Travesi

Flickr: Roberto Travesí