EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 240 –  JUNIO 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

AGENDA

Ediciones anteriores




 

RUTA 1: CORTIJO DE SANTAOLALLA (CRUZ DE LA CHAPARRA)  

Por José Ángel Rodríguez

 

Panorámica del Cortijo de Santaolalla o Cruz de la Chaparra, el objetivo final de esta ruta.

 

En el año 1998, vio la luz nuestra publicación “Guía Para Conocer y Visitar el Parque Natural Sierra de Baza”, la que incluía seis rutas de senderismo recomendadas para andar por el Parque Natural Sierra de Baza. Ahora, cuando han pasado 20 años, hemos vuelto a recorrerlas, para ver la situación en que se encuentran estos lugares y actualizar la información que publicamos sobre los mismos, lo que vamos a intentar hacer a lo largo de los próximos meses.

 

Camino al Cortijo de Santaolalla

 

Fuente de San Juan, en su situación actual. Completamente seca e invadida por la maleza. Diciembre-2018

 

Discurre esta ruta, por la original vía natural de unión de la zona basal de la Sierra de Baza con la ciudad de su nombre, conectando con la zona alta de Prados del Rey, donde se localiza el conocido como Pozo de la Nieve, de hecho en alguna cartografía del pasado siglo hemos encontrado marcado este camino con el nombre de “Camino de los Neveros”. También era el camino que utilizaban los carreteros para bajar la arena que extraían de la llamada Rambla de los Carretones, en las proximidades del Cortijo de Santaolalla, por lo que era una vía muy transitada y concurrida.

El arranque de esta ruta, parte del paraje conocido Fuente de San Juan, cuyas cuevas eran habitadas hasta la década de los sesenta del pasado siglo; destacando en nuestro libro como este acuífero tenía un caudal estimado de 70-100 litros/segundo, siendo sus aguas de excelente calidad, pero hoy en día está seco, al haberse aperturado una serie de pozos en su zona de influencia que han secado el rebosadero natural de la Fuente de San Juan. Todo un despropósito, con gravísimas consecuencias.

 

Garganta de los Carretones, con la rambla discurriendo por el fondo del estrechamiento. En primer plano la cornisa por la que discurre este tramo de la ruta y al fondo el Cerro de la Boca de Los Cerricos.

 

Esta ruta continua en dirección a las Cuevas de la Siete Fuentes, para pasar al pie del establecimiento donde se ha abierto al público una pizzería continuando por el actual trazado del sendero de gran recorrido GR-7, a su paso por la zona baja de la Sierra de Baza.

Seguimos en dirección ascendente hacia la Sierra de Baza por el antiguo Camino de los Neveros, el que cruza una primera rambla, que ignoramos, siguiendo por el camino de tierra que llevamos. Al llegar a una segunda rambla que nuevamente cruza este camino, nos desviamos por la misma, río arriba, apreciando que a los pocos metros de este lugar se juntan dos ramblas: una, emplazada hacia nuestra derecha, esta es la llamada Rambla de los Corralillos; y, otra que se sitúa a nuestra izquierda, según el mismo sentido ascendente, que es la llamada Rambla de los Carretones, objetivo de nuestra ruta.

 

Un sendero acondicionado y recomendado para recorrerlo en MB

 

Sendero entre los bosque pinos, perfectamente señalizado y acondicionado tanto para MB como para personas

 

Tras pasar por un lugar en que la Rambla de los Carretones se estrecha, formando una bonita garganta, conocida como “Garganta de los Carretones” en la que discurre la ruta por su parte superior, a modo de balcón natural, continuaremos por una senda perfectamente acondicionada para su recorrido en bicicleta de montaña y práctica del mountain bike (MB), que discurre entre los bosques de pinos del paraje, atravesando hasta cinco veces los terrenos arenosos de la Rambla de Los Carretones, hasta que finalmente y tras pasar por un recinto que se ha vallado para poder sembrar en él cereales, que luego aprovechará la fauna cinegética, ascender hasta el Cortijo de Santaolalla.

 

Cortijo Cruz de la Chaparra o de Santaolalla

 

Olmo seco en el Cortijo de Santaolalla.

 

 El Cortijo de la Cruz de la Chaparra, también es conocido como “Cortijo de Santaolalla”, siendo llamado así  en recuerdo patronímico de uno de sus propietarios, Don Miguel Santaolalla Tauste, fallecido hacia los años treinta y hermano del padre del célebre médico bastetano Don Miguel Santaolalla Pérez.

En nuestra publicación “Guía Para Conocer y Visitar el Parque Natural Sierra de Baza”, destacábamos como en la plaza de este cortijo, junto a su aun bien conservada era empedrada, se podía tener ocasión de contemplar un magnifico ejemplar de olmo (Ulmus minor), el que hoy en día se encuentra completamente seco, afectado por la plaga de la Grafiosis. También comentábamos como en este paraje, en el año 1998, se acondicionó una fuente, que hemos encontrado actualmente seca y totalmente abandonada. El único aprovechamiento que se viene haciendo en toda esta zona es el cinegético, especialmente la caza de zorzales al paso en invierno y particularmente  caza mayor de ciervos y jabalíes. Monterías que están siendo tan continúas y de tal intensidad que ha disminuido muchísimo, hasta el punto de casi desaparecer de la zona, estas especies. De hecho muy cerca del cortijo podemos encontrar un enlosado de cemento con vigas metálicas que utilizan los monteros para colgar las piezas que abaten, y someterlas a la llamada junta de caza, donde son analizadas por un veterinario antes de disponer de ellas.   

 

Cientos de miles de pinos resineros han muerto en la zona

 

 

 

Pinos resineros muertos junto a la zona por la que discurre esta ruta.

 

Lo que más nos ha sorprendido en el recorrido de esta ruta, en el pasado mes de diciembre-2018, es la gran cantidad de pinos que se han secado en los últimos años, particularmente pinos resineros (Pinus pinaster), afectados por la cochinilla del pino resinero (Matsucoccus feytaudi) y terminados de rematar por una legión de escolítidos (pequeños escarabajos perforadores que se alimentan del floema que se localiza entre la corteza y el tronco de los árboles), particularmente Orthotomicus erosus, una especie que afecta principalmente a árboles que presentan estrés, desequilibrio fisiológico o debilitamiento en general, aunque en menor medida también estaban presentes otros insectos perforadores propios de los pinos, como Tomicus minor, Tomicus destruens o Hylurgus ligniperda, entre otros escolítidos, los que habían encontrado en estos debilitados árboles, por el cambio climático (aumento de las temperaturas y disminución de las precipitaciones), junto con las intensas plagas de procesionaria que habían sufrido en los últimos años, unas condiciones óptimas para establecerse y expandirse, con estos letales efectos, aunque sí podemos decir que estos insectos-plaga han hecho su trabajo y han eliminado a los árboles más debilitados y que estaban fuera de su rango ecológico natural, para permitir el desarrollo a su sombra de otras especies arbustivas y arbóreas más vigorosas y mejor adaptadas a este entorno natural, que los irán reemplazando, recuperándose así el equilibrio natural y ecológico que se rompió con las masivas reforestaciones de coníferas en todos estos montes, cuando se llevó a cabo la misma entre los años 60 a 70 del pasado siglo.

 

Objetivos de esta ruta:

 

Bajo muchos pinos de esta rutas pueden encontrarse ramillas terminales caídas en el suelo, si las examinamos con detenimiento apreciaremos que en la ramita presentan una perforación, es la marca que dejan los escarabajos adultos del Tomicus destruens.

 

1.       La ruta nos permite conectar peatonalmente el terreno urbano de Baza con la parte más baja de la sierra de su nombre, por un sendero muy cómodo y atractivo.

2.       Visita al monte bajo (piso mesomediterráneo) y pinar de repoblación, que ha desplazó al originario encinar, que no obstante comienza a regenerarse. Particularmente interesante es constatar la gran mortandad de pinos que se ha producido en los últimos años en esta zona, particularmente pinos resineros (Pinus pinaster), estando recuperándose la originaria cobertura vegetal.

3.       Es destacable el interés paisajístico de la zona, pudiendo tener ocasión de contemplar, a lo largo de su recorrido, interesantes formaciones calizas, de un alto interés geológico.

 

Época recomendada para efectuar la ruta: Todo el año. En verano evitar las horas de fuerte insolación.

 

 

Cartografía

 

Pinchar en la imagen para ampliar

 

Estas rutas quedan comprendidas dentro de la Hoja número 994-I (BAZA), escala 1:25.000, del Mapa Topográfico Nacional del IGN, representándose la misma en este mapa del que es autor el Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Juan Ismael Lozano.