EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 253 JULIO 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

AGENDA

Ediciones anteriores




 

Quiere llamarse la atención sobre los problemas poblaciones que está teniendo esta especie, considerada como cazable en estos momentos

 

© Agustín Orduña

Pareja de codornices en su hábitat natural.

 

Con la idea de dar a conocer la problemática a la que se enfrenta la codorniz común, una pequeña galliforme de colores muy crípticos, propia de zonas de cultivos herbáceos, cereales y praderas, ha sido nominada como Ave del Año 2020 tras ganar la votación popular organizada por SEO/BirdLife en alianza, por primera vez, con el socio de BirdLife en Portugal, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves SPEA, se ha nominado a la codorniz común como el Ave del Año 2020, en una votación en la que ha contado con 7.930 votos, por delante de los 6.130 que ha obtenido el aguilucho cenizo y los 5.156 del alcaudón real.

La península ibérica alberga la población de codorniz común más importante de Europa occidental y en España se encuentra el núcleo más importante. Esta especie comparte muchas de las amenazas que sufre el medio rural y agrícola.

La especie ocupa la totalidad de la península ibérica y los archipiélagos y su población es la más importante de Europa occidental, siendo España el lugar donde se encuentra el núcleo más importante. A través de esta especie se visibiliza la pérdida de las especies, la alteración de los hábitats de los que depende, los efectos del cambio climático, y la insostenibilidad de ciertas prácticas cinegéticas como una inadecuada regulación de la media veda o la contaminación genética a causa de la suelta de codorniz japonesa o híbridos.
 

Amenazas

 

© Agustín Orduña

Codorniz común.

 

La principal amenaza que sufre la especie en nuestro territorio, como otras con las que comparte el espacio en las zonas agrarias, es la alteración de los hábitats de los que depende su alimentación y reproducción. Además,  la fuerte presión cinegética a la que se ha visto sometida la especie (más de un millón de individuos cazados anualmente, aunque la mayoría de granja) y la contaminación genética a causa de la suelta de codorniz japonesa o híbridos con fines cinegéticos suponen una amenaza adicional, que se suma a los efectos que el cambio climático puede estar teniendo ya sobre sus patrones migratorios y su éxito reproductor, asi como a los posibles problemas en sus zonas de invernada.

Con este panorama, actualmente en España se contabilizan apenas 225.000 ejemplares, habiendo sufrido un declive poblacional en los últimos 20 años del 74%, según los últimos datos datos de seguimiento de SEO/BirdLife (2019). “La situación de la especie es alarmante, el declive es tan grave que cumpliría para ser designada como una especie En Peligro según los criterios de amenaza de la UICN”, ha anunciado Ana Carricondo, coordinadora de Programas de Conservación de SEO/BirdLife.

En la actualidad, y desde hace décadas se ha desarrollado una gestión agraria poco favorable para la biodiversidad y esto constituye también la principal amenaza para la codorniz común. La pérdida de elementos naturales en el paisaje agrario y de prácticas clave como el barbecho, la simplificación de los cultivos, el adelanto de las cosechas o el uso generalizado de plaguicidas y herbicidas han ido reduciendo el valor de los hábitats agrarios. Esta transformación ha sido en gran medida inducida en España, como en el resto de países europeos, por la Política Agraria Común (PAC), que ha fomentado principalmente la intensificación y la productividad sin prestar atención a los efectos negativos sobre los recursos naturales y la biodiversidad. “Este año será crucial para decidir cómo será la PAC de los próximos años, de manera que se abre una oportunidad para cambiar esta situación y definir una política que consiga aunar la viabilidad y rentabilidad agrarias con la protección de la biodiversidad”, ha indicado Ana Carricondo.

Además los altos niveles de caza y la hibridación suponen una presión adicional a unas poblaciones ya en declive acusado, por lo que desde SEO/BirdLife se solicita, como ya lo lleva haciendo desde hace años para esta y para otras especies como la tórtola europea, una caza sostenible. En este sentido, la ONG pide sensatez al sector cinegético y colaboración para lograr una gestión más sostenible del medio.

Fenología


La codorniz común es un ave migratoria de largo recorrido que llega incluso al sur del Sahara y sigue complejas rutas migratorias en busca de agua y comida ligada en función de la pluviometría y de los ciclos agrícolas.

“La lluvia es un factor que ejerce una gran influencia sobre las poblaciones de codorniz y en un contexto de cambio climático, como en el que estamos inmersos con  previsiones de reducción de precipitación y primaveras más secas, es una especie muy afectada”, ha afirmado Blas Molina, técnico de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife. Los programas de seguimiento de aves del Área de Ciencia de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLIfe representan una herramienta fundamental para conocer el estado de conservación de especies como la codorniz común.

 

Acciones urgentes

 

Dado el grave estado en el que se encuentra la codorniz común, desde SEO/BirdLife y SPEA se va a trabajar para impulsar un Plan de Acción europeo para la codorniz común y una mejora del conocimiento de la situación de la especie en sus zonas de invernada, y se continuará con el trabajo para que se implemente el Plan de Acción de la tórtola como especie paraguas. Además, durante el 2020 se realizará un análisis del Estado de Conservación de la Especie y valoración de categoría de la UICN, que según sus criterios- un declive de más del 70% – debe catalogarse como “En Peligro”.

Respecto a la gestión del hábitat, que 2020 sea el Año de la Codorniz permitirá también reforzar el trabajo de SEO/BirdLife en el ámbito de la PAC, haciendo propuestas concretas de medidas beneficiosas para la especie y rentables para los agricultores, con especial hincapié en los espacios de la Red Natura 2000 donde esté presente, como zonas prioritarias a nivel europeo y que por tanto deben ser objeto de mayor atención también por parte de la PAC. Entre otras medidas se promoverá el apoyo de prácticas agrarias favorables en los cultivos y zonas de interés, como un porcentaje mínimo de barbechos bien gestionados, la diversificación o rotación con leguminosas, el ajuste de las fechas de cosecha, la minimización del uso de plaguicidas, o la recuperación de linderos y otros parches de vegetación natural. Todo esto a través de los distintos mecanismos disponibles, como la condicionalidad, los nuevos ecoesquemas y las agroambientales, así como el resto de medidas que puedan hacer rentable una gestión favorable especialmente en las ZEPA con presencia de la especie.  Más allá de la PAC, evitar la transformación a cultivos leñosos de las zonas con mayor presencia de codorniz, ya que en los últimos años este cambio está suponiendo también un factor de pérdida de hábitat para muchas especies ligadas a los medios herbáceos.

Desde la SEO/BirdLife se ha apuntado como para alcanzar una caza sostenible, continuará el trabajo con las administraciones para que las órdenes de veda reflejen la situación de la especie, solicitando la moratoria como se ha hecho ya en Canarias. Debido a la hibridación constatada y los efectos en la migración de la especie, se solicitará que la suelta de individuos de granja se controle de manera mucho más estricta.  Asimismo, presionará para que se consiga la prohibición de la caza de codorniz en tubo.

SEO/BirdLife solicitará a la Vicepresidencia para la Transición Ecológica y Reto Demográfico que desarrolle la Estrategia de Caza Sostenible que estaba prevista ya por Gobiernos anteriores y, entre otras medidas, exija mecanismos de mejora de la información que proporcionan las bolsas de caza por parte de las comunidades autónomas, con respecto a esta especie. Y por otra parte, solicitará a las CCAA que desarrollen mecanismos ágiles y rápidos para poder paralizar la caza en media veda de la especie los años en que se adelanta o atrasa la temporada de cría y esta se solapa con los días hábiles de caza.

España debe liderar una PAC para el próximo periodo que permita la vida en el campo. Pedimos al Gobierno que defienda la biodiversidad de este país y que desarrolle una transición justa teniendo en cuenta a los sectores para poder afrontar con garantías la despoblación y el reto demográfico” ha expresado Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife y ha concluido: “La sociedad está pidiendo atender la pérdida de biodiversidad y vamos a dar respuestas con acciones concretas. Asimismo queremos que las personas piensen que se puede conservar con el tenedor en la mano y que el apoyo a los agricultores es fundamental para devolver la vida al campo”·

 

Puede ampliarse información sobre la codorniz común, en la ficha técnica que sobre esta especie, publica la Revista Digital SIERRA DE BAZA, pulsando AQUÍ