EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 245 –  NOVIEMBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

ASOCIACIÓN

Ediciones anteriores




 

© José Ángel Rodríguez

Campanula de roca (Campanula decumbens) en su hábitat natural de la Sierra de Baza (Granada).

 

Con el nombre de Campanula, se conoce un género de plantas herbáceas con flor acampanulada, de donde toma su nombre, perteneciente a la familia Campanulaceae,  que comprende una gran diversidad de especies, en torno a las 500 aceptadas, distribuidas por las regiones templadas del hemisferio norte, desde el este del Mediterráneo al Cáucaso.

El nombre genérico de esta planta (Campanula) es un diminutivo del término latino campana, que significa "pequeña campana", aludiendo a la forma de sus flores, que tienen una gran variedad de formas y tamaños, incluyendo tanto plantas anuales como bienales y perennes, variando  de tamaño desde los 5 cm de altura a los 2 metros, que alcanzan en algunos prados alpinos.

El fruto de la campanula es una capsula que encierra las semillas en el interior. En la imagen que reproducimos de la campanula de roca, se pueden apreciar estos frutos en capsula, junto a las flores.

 

Usos etnobotánicos

 

© José Ángel Rodríguez

Detalle de la flor de la Campanula rapunculus en estado silvestre en la Sierra de Baza, una planta utilizada en la alimentación humana.

 

Aunque algunas especies de campanula se han utilizado con fines alimenticios y en la farmacopea clásica, su principal uso en la actualidad es el ornamental, al ser una planta de fácil uso, cultivo y reproducción, además de tener una floración muy atractiva y bonita, al tiempo que duradera.

Una de las más populares de estas plantas, es la especie Campanula rapunculus, que reproducimos en una de estas imágenes, siendo conocida popularmente como campanilla verdezuela y rapónchigo, la que se ha utilizado como hortaliza bienal, habiendo sido ampliamente cultivada en la Europa continental con usos culinarios por sus hojas, parecidas a la espinaca y raíces, que se asemejan al rábano. Pio Font Quer, en su obra “El Dioscórides Renovado” refiere como la raíz del rapónchigo contiene inulina y se considera astringente y vulneraría, aunque con cita de Quer refiere que el uso en medicina es muy poco “solo de encarga n las semillas para las fluxiones de los ojos, y el surco que se saca de ella para los dolores de oídos”. También refiere como la raíz se usa en ensaladas y abre el apetito y también se suele comer algunas veces cocida, con aceite y azúcar, y como curiosidad refiere que “comida con pimienta larga se cree útil para hacer venir la leche”.