EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

CURSO ON LINE DE FOTOGRAFÍA DE FAUNA SALVAJE

CAPÍTULO VIII: Como fotografiar insectos

© José María Martín

Con el tema central de la metodología de trabajo en la realización de la fotografía y en los documentales de fauna salvaje en naturaleza, con análisis documentado y gráfico de las técnicas de observación y aproximación a la fauna silvestre en libertad se continúa este mes de junio con el curso on line a través de nuestra revista digital Sierra de Baza impartido por el documentalista profesional de naturaleza y fauna salvaje José María Martín, el que en este mes nos explica, de una forma muy documentada y amena, como fotografiar insectos

 

Capítulo VIII. Como fotografiar insectos

 

Uno de los problemas a los que todos los fotógrafos nos hemos tenido que enfrentar alguna vez, es la fotografía de “macro" y el porqué está muy claro: en este tipo de fotografía nos tendremos que ceñir a trabajar con los llamados “objetivos macro “

De todos es sabido que estos objetivos, por su construcción, tienen una profundidad de campo muy limitada, lo que significa, que a la hora de enfocar, tendremos que ser muy precisos y jugar mucho con los diafragmas para poder dar a la toma el enfoque deseado, pues bien, el capitulo de este mes, es ideal para practicar este tipo de fotografía dado que vamos a aprender a fotografiar “insectos “

El fotógrafo aficionado, generalmente, se dedica a caminar campo a trabes e ir fotografiando todos los bichitos que se ponen a su alcance, pero esta no será la manera más apropiada para obtener un trabajo digno y rápido a la vez.

Para obtener buenos resultados y aprovechar el tiempo, tendremos que hacerlo de forma controlada, no olvidemos, que la mayoría de los fotógrafos profesionales utilizan esta técnica.

Para trabajar de forma controlada con insectos, no tendremos más remedio que manipular a estos pequeños seres, y en algunas ocasiones tan diminutos, que nos costará trabajo su localización, lo que significa, que debemos que ser muy precavidos a la hora de su manipulación y tener siempre presente que en el más mínimo descuido,… podríamos acabar con sus vidas, por lo tanto, os ruego que extreméis las precauciones al máximo y de esta manera, cuando hayáis terminado el trabajo, no solo estaréis satisfechos con los resultados obtenidos sino que también tendréis el orgullo de saber que no habéis dañado la Naturaleza.

José  María Martín