EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

CURSO ON LINE DE FOTOGRAFÍA DE FAUNA SALVAJE (CAPÍTULO IX)

Como fotografiar reptiles

© José María Martín

Con el tema central de la metodología de trabajo en la realización de la fotografía y en los documentales de fauna salvaje en naturaleza, con análisis documentado y gráfico de las técnicas de observación y aproximación a la fauna silvestre en libertad se continúa este mes de junio con el curso on line a través de nuestra revista digital Sierra de Baza impartido por el documentalista profesional de naturaleza y fauna salvaje José María Martín, el que en este mes nos explica, de una forma muy documentada y amena, como fotografiar reptiles. 

Capítulo IX. Como fotografiar reptiles. 

Después de aprender la técnica para fotografiar insectos, no nos será difícil poner en práctica como fotografiar reptiles dado que en los dos casos se utilizan prácticamente las mismas técnicas aunque con algunas variantes.

En el caso de los reptiles será necesario un terrario bastante más grande que el utilizado para los pequeños insectos y siempre es conveniente que este trabajo lo hagamos acompañado de un experto, como sería por ejemplo: un biólogo, pero ojo…. Que sea un experto, de lo contrario, estos animalitos, a la hora de fotografiarlos, nos darán muchos quebraderos de cabeza.

Los reptiles Ibéricos, en su mayoría, no son venenosos, pero algunos de ellos sí que lo son. Por ejemplo, la víbora. Y si queremos incluir en esta sección de fotografía a los “Arácnidos “, no olvidaremos que el grupo de los escorpiones también son venenosos. Por este motivo, cuando trabajemos con estas dos espacies, lo haremos con mayor precaución, utilizando guantes gruesos.

En este capítulo aprenderemos algunas técnicas para fotografiar reptiles, ni que decir tiene, que existen otras más sofisticadas y precisas, y dependiendo del tipo de reptil con que pretendamos trabajar, utilizaremos una u otra.

Quiero advertir, por si alguien no lo sabe, que está totalmente “prohibido utilizar todo tipo de insecticidas y adormideras para controlas a las especies". La sanción está contemplada por la administración como “muy grave” y la cuantía oscila entre 6.000 y 30.000 €.

Como buenos amantes de la Naturaleza no olvidemos que nuestra ética prevalecerá ante todas las situaciones que abordemos, y si esa actitud “ética” es observada por los Agentes de Medio Ambiente a lo largo de nuestros trabajos, podremos decir que tenemos el Cielo ganado.  

José María Martín