EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

PESOS Y MEDIDAS ANTIGUAS DE LA ZONA DE BAZA

Por María García Vera (Alumna del Centro de Educación de Adultos de Caniles)

  

Detalle de una artística piedra de molino de harina en la Sierra de Baza

 

Una recopilación de medidas de nuestra zona, con frecuente uso hasta hace uno años, es documentada en este trabajo, con una clara utilidad

El kilo tenía 2 libras y 4 onzas.

La libra, tenía 16 onzas y la media libra 8 onzas

La arroba tenía distinto peso en función del líquido que la contenía. Así la arroba de aceite pesa 11 kilos y medio y mide 12 litros y cuarto, pesando el litro 915 gramos, mientras que la arroba de vino es de 16 litros.

El transporte de aceite y vino se hacía en caballerías y se utilizaban cántaros, primero de barro barnizados y luego en cántaros de latón. También había unas vasijas llamadas "pellejos", parecidos a las botas de vino, pero más grandes y del mismo material.

Las vasijas que se usaban para medir, tenían el nombre de arroba, media arroba, cuarterón (un cuarto de arroba), litro, medio litro, cuarto de litro y mitad del cuarto.

El grano se pesaba y se medía, con unas medidas hechas de madera llamadas:

* Una fanega (que tenía 12 Celemines)    

* Media fanega (6 celemines) 

* Cuartilla, que era la mitad de media fanega (3 Celemines) 

* Celemín

* Medio celemín

* Un Cuartillo  

* Medio Cuartillo.

 

El peso de la Fanega

Según de lo que sea, la fanega pesa:

* Si es de trigo, pesa 44 kilos            * De semillas de yeros, 60 kilos

* Si es de centeno, pesa 42 kilos       * De lentejas, 54 kilos

* Si es de cebada, 33 kilos                * De chícharos, 56 kilos

* Si es de garbanzos, 50 kilos            * De habas, 50 kilos

* De avena, 29 kilos                           * De maíz, 42 kilos

Como la fanega era una medida de volumen y no de peso, el peso de la fanega variaba según era el año era de bueno o malo. Si había sido malo, las semillas no estaban bien granadas y el peso era algo inferior.

Los animales (cerdos, corderos y cabritos) se vendían también por arrobas y libras.

Para medir telas y tejidos, antes del metro, se utilizaba la "vara", equivalente a 835 milímetros y 9 décimas, aunque se redondeaba a 84 centímetros. Asís e hablaba de media vara, mitad de media vara, una cuarta y media cuarta de vara. Todo ello señalizado en una regla de madera o de metal, que servía para tomar las medidas. Esto era así porque antiguamente todo se cosía en las casas haciendo remiendos y no siempre se compraba el equivalente a la vara, sino que sólo se compraba lo justo para ese remiendo  o para hacerse la ropa interior.

Como  ya es historia la peseta, quiero hacer también una referencia de nuestra moneda española. Antes de la famosa peseta rubia, nuestra moneda era de oro y plata y era de

Medio céntimo, 1 céntimo, 2 céntimos, 5 céntimos, 1 peseta, 2 pesetas y ya se pasaba al duro de plata (llamado del " Tio sentao" porque en el anverso de dicha moneda había un señor recostado), y por último estaba la onza de oro.

De esta manera nuestros antepasados comerciantes se veían obligados a usar unos saquillos de cáñamo para poder llevar estas monedas.

Después vino el papel y los céntimos de cobre. A una de las monedas la llamaban " La perrilla" que equivalía a 5 céntimos y a otra era la perra gorda (10 ctms).

En una transición muy corta, y en tiempos de la II República, se utilizó otra moneda a la que llamaron "Dinero de Negrín".

Más tarde vino el dinero que hemos conocido todos (pesetas, con billetes de 10.000, 5.000, 2.000, 1.000, 500 y 100 pts. y monedas de 500, 200, 100 (veinte duros), 50 (10 duros), 25 (5 duros), 10, 5 (un duro) y la de peseta. Los céntimos no se utilizaban desde hacía muchos años.