EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

Una imagen y 1.000 palabras

Por José B. Ruiz. 

 

© José B. Ruiz

Esculturas amenazantes. Mántidos (Empusa sp.)

Para visionar la imagen a gran formato pinchar sobre la imagen.

 

 

 

Comentario: De anochecida en el huerto sucedió el hallazgo de dos mántidos del género Empusa. Con apenas unas semanas de vida y el tamaño de una uña, se encontraban entre la vegetación en espera de hallar presas diminutas. Incluso con su pequeña talla es innegable su aspecto de criaturas cazadoras: Hay algo inquietante en ellas cuando uno las mira con detalle.

Poco después las dos habían trepado a una maceta de espino negro de mi vivero y descansaban al caer la oscuridad de la noche. Con gran paciencia la disposición de cuatro flashes en diversos esquemas de luz, y un ratio macro que superaba el tamaño real, iban proporcionando las primeras imágenes. Por motivos estéticos las plantas del fondo se iluminaron también con flashes dando a la escena un aspecto diurno, mientras las esculturales empusas permanecían en reposo.

La Técnica: La macrofotografía es una disciplina que requiere de gran precisión. La primera forma de aplicarla es en el posicionamiento, que debe ser muy cuidadoso para lograr el máximo paralelismo con los sujetos a fin de utilizar un diafragma idóneo para mantener ambos sujetos a foco, pero con un fondo muy desenfocado. El enfoque en este tipo de fotografías se realiza de forma manual y hay que tener un gran cuidado en mantener a foco los puntos de interés, reposicionándonos en caso de ser necesario. La focal elegida es un teleobjetivo macro de 180 mm con un convertidor de focal. Nos permite trabajar a una distancia prudencial de los sujetos y tener mayores posibilidades de iluminación. En este caso hay un flash cenital sobre un trípode con un gran difusor para lograr luz suave. Un flash de contra perfila las formas, mientras que dos flashes iluminan las plantas del fondo de forma frontal para obtener más color y menos detalle. La rótula de trípode empleada es de tres ejes con plato hexagonal. La cámara se acciona mediante un cable disparador.

Valor de exposición: Ajuste manual de la exposición ISO 125 - f/5,6 - 1/250 seg.

Temperatura de color: Ajuste manual a 5.800 kelvin en busca de una dominante muy ligeramente cálida que resaltase los verdes y amarillos.

Equipo: Cámara digital. 180 mm Macro f/3,5. Convertidor de focal 1,4x. Trípode. Cabeza de tres ejes. Cable disparador. 4 Flashes. 1 Difusor.

La Composición: El tratamiento compositivo, con dos formas en equilibrio asimétrico a los lados del eje vertical, resalta las formas, que captan la atención al ser las responsables del reparto de pesos. El tratamiento de luz, clásico de estudio, refuerza la sensación de que los sujetos son pequeñas esculturas, como ídolos dormidos, con una amenaza latente. Hay un contraste entre las formas, una de ellas en tensión, mientras que la otra aparece relajada, en reposo. El único valor armónico presente es el del color, muy bien complementado. El resto: eje descentrado, saturación, iluminación, formas... tiene valores moderados de contraste. La imagen sintetizada es un triángulo, con los lados formados por ambos sujetos vivos, con una cualidad latente dinámica. El encuadre se ha llenado de forma premeditada para permitir apreciar bien las formas y expresión de las pequeñas criaturas y que cobren un mayor protagonismo al carecer de escala comparativa de tamaños.