EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

ARROYO DE MORAS

© José Ángel Rodríguez

Cauce del arroyo de Moras en otoño en las inmediaciones de la aldea de Tablas.

Para visionar la imagen a gran formato seguir el siguiente enlace:

http://www.flickr.com/photos/joseangelrodriguez/5167280132/sizes/l/in/photostream/

 

En la  pasada revista digital SIERRA DE BAZA publicábamos una imagen de este mismo arroyo desde las alturas (puede verse AQUÍ) y ahora lo hacemos bajando al mismo cauce del arroyo de Moras, para captar sus detalles y apreciar como se ve salpicado de las hojas de los caducifolios, que posadas sobre los musgos y líquenes llenan de colorido y luz el discurrir del arroyo de montaña entre los sauces, chopos y demás especies de hoja caduca propias de los bosques de ribera. 

LA IMAGEN: En la composición fotográfica de esta imagen hemos prestado una especial atención al cauce del arroyo, captando el suave discurrir del agua entre los caducifolios, al tiempo que se incluye información visual tanto del entorno del lugar por el que discurre como de la vegetación propia de la zona, de forma que con el sólo visionado de la imagen se obtiene una idea del lugar y de su situación ambiental en los momentos en que se efectúa la toma.  

COMO SE HIZO: Esta imagen ha sido realizada el pasado 1 de noviembre de 2010, en las primeras horas de la tarde, a las 17:19 horas, cuando el sol aún no había comenzando a ponerse. La longitud focal empleada fue la de 24 mm. para captar con el máximo detalle todos los pequeños elementos que integran esta escena: las rocas invadidas por los líquenes, las hojas otoñales que salpican el lugar, las plantas herbáceas y arbustivas que lo acompañan, los troncos de los árboles de ribera, pero particularmente el pequeño salto de agua, el que condicionó particularmente nuestro posicionamiento en el lugar sobre el terreno. 

Para conseguir plasmar el efecto sedoso del agua se utilizó una exposición (velocidad) muy baja, de 1,4 segundos, para lo que fue necesario el uso de un filtro de densidad neutra (ND4), al que le debemos gran parte del acierto de esta toma, al tiempo que se ajustaron manualmente los mecanismos de exposición, subexponiendo ligeramente la escena (-1/3) al tiempo que se cerró sensiblemente el diafragma todo lo que nos permitía la luz a f.16.0 para darle la máxima nitidez y profundidad de campo a la imagen, utilizando ISO 100 para evitar el mínimo ruido y conseguir una imagen lo más nítida posible. 

En el pasado XIV Safari Fotográfico Parque Natural Sierra de Baza he tenido ocasión de contemplar varias imágenes de participantes tomadas en este mismo entorno, algunas muy buenas, pero que sin  embargo parecen que están tomadas en un arroyo y lugar distinto. Aun cuando cada fotógrafo damos nuestra impronta a nuestras fotos creo que en estas imágenes faltó hacer un poco de lo que en fotografía de naturaleza se llama y conoce como “jardinería” que es eliminar las ramas y palos secos que distraen la atención y perjudica el encuadre. Esto es una opción no solo válida en fotografía de naturaleza, sino particularmente aconsejable cuando abundan los desechos de material vegetal que pueden perjudicar la toma y nuestro objetivo fotográfico no es plasmarlo a modo de foto denuncia o para ilustrar un reportaje periodístico sobre la situación de ese lugar, por lo que estimo que en el pasado Safari Fotográfico faltó un poco de “jardinería” y algunos participantes quisieron respetar tanto el entorno natural, que innecesariamente perjudicaron el resultado final de su captura fotográfica. 

EQUIPO: Cámara Canon Digital EOS 1D Mark-III. Trípode Manfroto. Óptica empleada: EF24-105mm f/4L IS USM, a la longitud focal de 24 mm. Calidad: RAW, procesada a JPG, para su publicación en Internet, sin manipulación de la imagen. Espacio de color: Adobe RGB. Estilo de imagen: paisaje. Balance de blancos: manual. ISO: 100. Filtros: filtro de densidad neutra (ND4) y polarizador.