EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

BASTIDAS 

 

 

 

BASTIDAS se emplaza a 1.300 metros de altitud, en la cuenca del arroyo Bodurria. Dentro, también, de la zona caliza del Parque, perteneciente al denominado Complejo Alpujárride.

El origen de esta cortijada está situado en el S. XVIII, en el que Don Carlos y Don Manuel de la Bastida, clérigos de menores que eran propietarios de tres cortijos en este río, le dejaron su nombre al núcleo de población.

La aldea se encuentra totalmente deshabitada desde los años 60, y aun cuando se intentó su rehabilitación a comienzos de los años 90, como albergue rural, para lo que se diseñaron varias viviendas de estructura y arquitectura serrana, junto con un local social y una ermita, empleándose cuatro años de trabajo por la Escuela Taller Floranes, tras conseguir el Ayuntamiento de Baza la cesión por 30 años del inmueble de parte de su propiedad, la Consejería de medio Ambiente de la Junta de Andalucía, los trabajos quedaron inconclusos y desde hace siete años se encuentran totalmente paralizados, no obstante haberse comprometido todas las corporaciones del Ayuntamiento de Baza -incluida la actual- a su conclusión, siendo la triste realidad que ninguna de ellas ha movido ni una piedra y asisten impasivas a la destrucción, por el tiempo, el olvido y la ignorancia, del trabajo que los alumnos de aquella Escuela Taller comenzaron con tanta ilusión.

La vegetación natural de la zona es el encinar, pudiéndose localizar aún excepcionales pies de encina en la zona, que destacan entre los pinos de repoblación que invaden toda esta ladera. Si se hiciese un aclareo de pinos, podría ayudarse a la regeneración natural de la encina en estos parajes.

Frente a la cortijada de Bastidas, y al otro lado del Arroyo Bodurria, son visibles una impresionantes grutas naturales, son la Cueva de la Golfa, unos habitáculos que han sido ocupados por el hombre desde hace unos 7.000 años y hasta bien entrado el pasado siglo XX, lo que da una buena idea de la continuidad de los asentamientos humanos en esta Sierra a lo largo de los siglos, aprovechando las condiciones naturales que ofrecía el terreno.

En la parte baja del arroyo, al que podemos descender por una senda que acondicionó la Escuela Taller Floranes y que nos puede llevar en excursión de unas 2 horas a Floranes, podemos localizar la ruinas de un antiguo molino de agua, es el Molino de las Maravillas, que en el Mapa Topográfica Nacional del IGN escala 1:25.000, se emplaza erróneamente a la derecha del arroyo, aguas abajo, cuando está en el lado izquierdo.

¿Cómo ir a Bastidas? Esta aldea tiene su acceso por la Carretera Local de Caniles a Escúllar, en la que tomaremos, a la altura del Km. 34,5, una pista forestal que a unos 1,5 kilómetros y en sentido siempre descendente nos llevará hasta el cruce con un carril que parte del lado izquierdo que nos llevará a Bastidas. Este último carril se encuentra cortado con una cadena, por lo que es necesario andar durante unos 200 metros hasta la aldea.

Excursiones y visitas en la zona: El Área Recreativa de Bastidas, situada a 1,5 Kms., aproximadamente del cruce de Bastidas, junto al Arroyo Bodurria. Un lugar con frondosa vegetación de ribera y mucho espacio para descansar

Cartografía: Hoja de Basillas del IGN 994-III escala 1:25.000, UTM de Bastidas en 1x1 km, en el 1:25.000, 333209.

Situación actual de la aldea: totalmente abandonada. Los intentos de construir un albergue rural, fracasaron.