EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

Cañada del Gitano

Cortijo Ignacio o de “Tres Orejas”. Una de las cortijadas que forman este bello enclave serrano. Octubre 2010.   

 Autor: José Ángel Rodríguez

 

 

         

La Cañada del Gitano la forman un conjunto de 7 cortijadas (Cortijo del Cabezón; Cortijo de Eduardo; Cortijo Balax o del Peñón; Cortijo Ignacio o Tres Orejas; Cortijo del Parralero; y, Cortijo Mebrilla) que en una extensión aproximada de 2 kilómetros cuadrados, se localizan en la cuenca alta del Arroyo Uclías, dentro del término municipal de Baza, en una penillanura emplazada a 1.900 metros de altitud, en la que el suelo, desde el punto de vista edafológico, podemos catalogarlo como del tipo cambisoles eútricos, desarrollados sobre micasquistos, en los que es muy característico el encharcamiento que suele presentar, debido a encontrarse la capa freática muy alta, lo que motiva una vegetación muy peculiar e interesante, en la que destacan los herbazales formados por especies pertenecientes a las familias Ciperáceas y Juncáceas, siendo las plantas del género Carex, localmente conocidas como juncia, la que constituye la vegetación herbácea dominante, mientras la arbórea está constituida por sauces, álamos
negros (Populus nigra), álamos temblones (Populus tremula), con su inconfundible hoja roja en otoño y particularmente por álamos canos (Populus canescens) de los que los ejemplares que se localizan en este lugar son los de mejor porte y vigor de esta región.

            Particular consideración nos debe de merecer la arquitectura  constructiva de la Cañada del Gitano, una de las más representativas y mejor conservadas de la Sierra de Baza, en la que es muy característico el uso de materiales propios de la zona, destacando el empleo de lajas de esquito, localmente llamadas pizarras, para las cubiertas, las que se asientan perfectamente sobre unas paredes de piedra formadas fundamentalmente por miscasquistos y cuarcitas, labradas con una precisión milimétrica por estos peculiares canteros serranos, que no dejan de sorprendernos en los detalles y primor con el que podemos comprobar terminaban sus obras.  De este modo describía en el año 2000 el historiador de la Sierra de Baza José Sánchez la situación actual de la arquitectura de la Cañada del Gitano:

 

        “ ...Con pizarras están levantadas las viviendas y majadas. Hoy por aquí todo son rediles y apriscos que apenas hablan de las viviendas de antes sino es por la presencia de los hogares, los basares, las lejas... y las reliquias de las camas que sirven de parapeto a las empalizadas. Todo está construido con estas hojas de pizarra: las paredes, las techumbres y hasta las divisiones de los pesebres en las cuadras. De lejos se confunde la piedra puesta por el hombre con la natural, y se crea un conjunto fortificado que bien puede plantar cara a los rigores del viento y frío”   

            Y es que el lugar se encuentra en la actualidad totalmente deshabitado y tan solo son utilizados algunos de sus antiguos cortijos como establos y majadas para el ganado por los pastores que, desde final de primavera hasta final de otoño, frecuentan la zona en busca de pastos de verano de alta montaña, viniendo asistiendo, impasivos, a la destrucción de tan singular arquitectura, que corre el evidente riesgo de desaparecer ante la desidia e insensibilidad de todos los responsables en su conservación.

            ¿Cómo ir a la Cañada del Gitano?.  El camino más fácil lo tenemos tomando la carretera que parte de Caniles a Escúllar y que cruza el Parque de Norte a Sur, para a la altura del Km. 15,200, dirección a Escúllar, tomar un carril que parte a su izquierda y desde el que es divisable el Observatorio Astronómico de Calar Alto; tras recorrer unos 5 Kms por esta penillanura, emplazada a casi 2.000 metros de altitud, llegaremos a la vaguada que forma el nacimiento del arroyo Uclías; estamos en la Cañada del Gitano.

            UTM. Hoja de Fiñana (1012-III) del Instituto Geográfico Nacional, Escala 1:25.000: 2126 del kilómetro cuadrado más representativo de la zona.

            Situación actual de la aldea: abandonada. Tan solo la utilizan pastores en verano.