EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

El Cerrón

Casa forestal de El Cerrón

 

 

 

El  Arroyo Balax es el más oriental de los ríos de la Sierra de Baza y discurre prácticamente paralelo al límite con la provincia de Almería.

 

En el curso medio de este caudal de agua, a unos quinientos metros de su paso por la aldea serrana de Los Rodeos, el arroyo se encañona y discurre por un paraje prácticamente inaccesible para el hombre durante más de 4 kilómetros: la zona de la Verjanal, en la que se ha detectado la presencia humana, con una antigüedad de unos 7.000 años, posiblemente buscado minerales. Cuando el arroyo sale de este cañón, muy querencioso para las águilas que anidan en él dada su peculiar orografía, el arroyo Balax se abre, comenzando a aparecer los terrenos de vega y con ello las posibilidades de presencia humana.

 

La primera construcción que localizamos en este paraje es una magnífica casa, con una planta muy bien conservada, de la que destacan sus muros de contención laterales, llamados en la zona piedeamigo. Esta casa, cuyo último uso fue como Casa Forestal, fue construida al terminar nuestra Guerra Civil por Juan José Lozano López y entre los vecinos era conocida como “la casa nueva”, por ser su construcción mucho más reciente que las otras tres viviendas que entonces existían  en la aldea de El Cerrón y de la que actualmente solo se conserva la citada casa forestal, de la que destaca una llamativa reja de forja artística en la planta primera,  sobre la puerta de acceso.  Lo que actualmente es un porche, que se utilizaba para encerrar vehículos y leña, mientras la construcción sirvió como casa forestal, era la bodega de la casa, en la que había diez grandes tinajas en la que fermentaba el vino. Y es que mientras tuvo vida toda esta zona, las laderas estaban llenas de viñas, de las que en un paseo por la zona (en particular por las inmediaciones de Palacios), podemos localizar algunos restos, como abundaban los frutales y particularmente los olivos, de los que se conservan centenarios pies en las proximidades de Cájar, como eran muy frecuentes las colmenas en los carasoles, de hecho uno de los parajes de este enclave, aparece en el mapa del IGN con el nombre de la Loma del Colmenar, en clara alusión toponímica a las abundantes colmenas que allí existían, como eran particularmente abundantes en todo este valle las palomas, siendo muy frecuente y artísticamente construidos los palomares que aquí se localizaban (la foto nº 111 de nuestra publicación Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza, representa el detalle de uno de estos palomares). Precisamente la Tía Anica, uno de los últimos habitantes de esta zona, al describirnos este lugar nos contaba como “el cerro estaba siempre hirviendo de palomas”.

 

Si bajamos de la Casa  Forestal del Cerrón al cauce del arroyo y lo continuamos río abajo, a unos centenares de metros nos encontraremos, con otra cortijada emplazada en la margen izquierda del arroyo Balax, la que era conocida como Burras Viejas, en la que vivían dos familias y unos metros más abajo, igualmente en la margen izquierda, la que fue la más populosa cortijada de esta zona: Cájar, en la que llegaron a vivir 16 familias, y a la que nos contaban que se desplazaba un maestro rural desde Alcóntar para impartir clase a unos 50 niños, a cambio cada padre le entregaba una fanega de trigo. Frente a esta aldea de Cájar, se sitúa otra cortijada que fue muy nombrada llamada Palacios y unos 300 metros más abajo, a la derecha del arroyo, El Lugarillo; ésta es la última de las cortijadas serranas de esta zona del término municipal de Baza, en cuanto que unos metros más abajo el Balax entra en el término municipal de Caniles.

 

En todo lo que fue este idílico valle del Balax a su paso por el Cerrón, en el que llegaron a vivir 25 familias en los años sesenta (16 en Cájar; 3 en el Cerrón; 2 en Burras Viejas; 2 en Palacios; y, 2 en El Lugarillo), hoy todas estas construcciones, si exceptuamos la ya nombrada Casa Forestal del Cerrón, están totalmente abandonadas, en una lamentable situación ruinosa, sin hayan podido soportar el paso del tiempo.

 

·        Como ir al Cerrón: Se toma la A-334 (Carretera de Baza a Huércal Overa) y a la altura del Km. 13,200 se toma el carril forestal que conduce a Benacebada, a 10,600 Kms. llegamos a una vieja construcción que se emplazada la derecha del camino, son los restos de lo que fue la Ventilla Ribero.  A unos dos metros, a la derecha, de la Ventilla Ribera, parte una pista forestal que conduce al paraje de la Mata del Moral; unos 100 metros más adelante del cruce de la Mata del Moral, continuando por el mismo camino de Benacebada parte otro camino, este a la izquierda que tras unos 3 kms. nos llevará a El Cerrón, pasando primero por la popularmente conocida como Encina de Los Caler, posiblemente la mayor encina de esta sierra.

 

·        UTM de El Cerrón: Hoja de Los Santos (1012-II) del IGN 1:25.000 30529