EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

Los Mellizos

Foto: Proyecto Sierra de Baza

Ruinas de la Ermita de San Antonio. 

 

 

 

En la cuenca alta del arroyo Bodurria, a poco más de 1.700 metros de altitud, muy próximo al límite con la provincia de Almería, se emplaza la aldea serrana de Los Mellizos.


La aldea o cortijada de Los Mellizos integrada por un significativo grupo de casas de piedra con el tejado de pizarra y launa, también llamadas de "tierra roja", actualmente en situación lamentablemente ruinosa y de abandono, ya era citada en el Catastro de Ensenada (1753).Otrora importante lugar de transacciones y mercado bisemanal de esta sierra (los días 2 y 16 de cada mes). Las permutas e intercambios de mercancías eran lo más corriente; la moneda apenas se utilizaba y la mayoría de la población vivía al margen de la economía monetaria. Tal fue la importancia de este mercado, que era conocido fuera de las fronteras meramente comarcales y a él acudían vendedores ambulantes con caballerías cargadas para cambiar las mercaderías que transportaban por los productos que ofrecían los serranos: patatas, trigo, centeno, lentejas, queso, huevos y frutas, de modo fundamental. Aquí se celebraba también unas fiestas anuales el primer domingo de septiembre, coincidiendo con la finalización de la recolección de la cosecha de cereales y posterior trilla, siendo un lugar muy concurrido y conocido en toda esta sierra, hasta que hacia los años sesenta la aldea quedó completamente deshabitada y abandonada.


Si nos introducimos en la aldea, debemos tener cuidado de no entrar en las casas que, por su situación de abandono y ruina, representan un manifiesto peligro y contentarnos con visitar sus empinadas calles. Particularmente bonita es la plaza principal de la aldea, la de la Ermita de San Antonio (fundada en el año 1868) y  dedicada en sus tiempos a la devoción del Santo, un auténtico monumento y símbolo de su época, del que solo quedan ahora sus paredes maestras, habiéndose hundido totalmente la cubierta.


Los Mellizos no solo contaban con iglesia propia, sino que también tenían su cementerio cristiano, en el que tuvo lugar su último enterramiento en 1963; hoy se encuentra lamentablemente rodeado y escondido entre los pinares de repoblación que ni siquiera respetaron el camino que antes unía la aldea con este lugar sagrado. Debemos orientarnos situándonos mirando a la iglesia, para emprender el camino hacia la derecha, localizándolo un poco más elevado de la altura a la que nos encontramos. Encontramos el cementerio entre la espesura, y delimitado por un recinto rectangular, del que ni siquiera se conserva la puerta de acceso, lo que permite que en el sagrado lugar penetren los ganados domésticos y fauna silvestre.

En toda esta zona de Los Mellizos abundan los cerezos silvestres (Prunus avium) de hecho este paraje fue conocida en la antigüedad como "Royo del Cerezo". Aún en día se conservan en el lugar algunos de estos excepcionales ejemplares. Aun cuando el mayor interés botánico de este paraje lo tiene el bosque de álamos que se localiza a lo largo del arroyo Bodurria desde la altura de la cortijada de La Fragüilla a la aldea de Los Mellizos. Nos impresionará el tamaño de los ejemplares y la forma particularmente deforme de los más gruesos, mucho de ellos ejemplares de los llamados trasmochos (el pie se ha ido talado para un aprovechamiento sostenible y de un tronco muy grueso sobresalen grandes ramas) Ha sido la aparente fealdad de los ejemplares más excepcionales lo que les salvó de ser talados. Sus troncos torcidos y sumamente curvos no eran aptos para el aprovechamiento maderero, ni para la construcción. No merecía la pena emplear grandes esfuerzos para cortarlos primero y transportarlos después, desde este lejano lugar, que tampoco contaba con camino practicable. Aun cuando la vegetación que encontramos en la zona es la propiamente ripiaría o higrófila, esto es la propia de márgenes de corrientes  de agua, del piso Supramediterráneo, constituida fundamentalmente por juncos, sauces, mimbreras, fresnos, rosales silvestres y chopos, destaca la presencia de álamos temblones (Populus tremula), llamados así por el ruido que producen sus hojas al ser movidas por el viento y, particularmente, álamos negros (Populus nigra): los de mayor tamaño y más interesantes de este bosque galería.

- COMO IR A LOS MELLIZOS: En la margen derecha de la carretera de Caniles a Escúllar, a la altura del Km. 23, parte un camino carretero, perfectamente acondicionado, que discurre entre pinares de repoblación, dejando al lado derecho -según descendemos- un montículo llamado "Loma de los Gómez", mientras que por su izquierda discurre, casi paralelo al mismo, el llamado Arroyo del Aguardentero. Al llegar al arroyo deberemos continuarlo aguas abajo hasta llegar, en nos kilómetros a La aldea de Los Mellizos.


- SITUACIÓN ACTUAL DE LA ALDEA: Totalmente abandonada

- QUE ES LO QUE NO PUEDES PERDERTE DE ESTA ZONA: La visita al llamado Castaño de Los Mellizos, que se encuentra plantado en las inmediaciones del lugar en que se sitúa la aldea de Los Mellizos, y para cuya localización debemos de continuar río abajo, por el mismo Arroyo Bodurria un centenar de metros, en cuya margen izquierda, aguas abajo, a unos cinco metros del cauce del arroyo, se levanta un monumental castaño con un perímetro en su tronco, medido a 1,5 m. de la base, de 4,55 mts.


UTM DE LOS MELLIZOS: 262168 en la hoja de Los Frailes (1012-I) del IGN escala 1:25.00