EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

Pocopán

Vista general de la aldea de Pocopán, con el Calar de Rapa al fondo.  

 

 

 

Con el curioso nombre de Pocopán, se conoce una antigua pedanía de la Sierra de Baza, ahora totalmente deshabitada, que se emplaza en la cuenca del arroyo Bodurria, a 1450 m. de altitud, entre el arroyo de La Tejera y la antigua Parroquia de Las Balsillas.

 

Pocopán fue hasta su definitivo despoblamiento hacía los años 60 del pasado siglo, una populosa barriada de esta Sierra, en torno a la cual giraba la vida de otras muchas cortijadas de la zona como el Cortijo Rincón, Baldos, Cortijo Colorado...

 

José Sánchez dice sobre la toponía de este lugar que su nombre habla por sí solo: poco-pan; y es que era una mala tierra para el cultivo de cereales, donde la presencia de suelos esqueléticos y poco desarrollados hacían un mal vivir de los numerosos habitantes que en torno a esta zona se localizaban desde mediados del S. XIX, fecha en la que tiene su origen esta pedanía, hasta mediados del S. XX.

 

Pocopán fue uno de los poblamientos más densos de todo este arroyo Bodurria, más incluso que Los Mellizos o Las Balsillas, que se concentraba en torno a esta aldea que se llenó de gente, llegando a contabilizarse en la zona 125 habitantes hacía los años 50, en que alcanzó su máximo desarrollo; y ello aun cuando este paraje no tiene vega; el agua escasea; tampoco hay secanos y por no tener no tenía ni monte que aprovechar ganaderamente. José Sánchez considera que fue solo su posición estratégica, entre ríos y cruces de caminos hacía las cumbres y la Parroquia de Las Balsillas, lo que pudo justificar el haber sido albergue de tantas familias.

 

Aquí había una taberna, conocida como la del Tío Tuto (diminutivo de Restituto, nombre patronímico de su propietario) que además de las funciones propias de taberna hacía de tienda y centro social de la cortijada; como también llegó a contar la pedanía con una escuela rural. Esta escuela fue solicitada en abril de 1932 (II República Española) por el Consejo Local de Primera Enseñanza, que pidió a las autoridades de la época que se atendieran las necesidades de las pedanías de Baza y se acondicionaran escuelas rurales en Salazar, la Jamula, Los Mellizos, Bailén, y Pocopán. Los dos primeros lugares fuera de nuestra sierra, en la zona del campo de Baza y los otros tres en esta Sierra: Los Mellizos y Pocopán en el curso del Arroyo Bodurria y Bailén en el arroyo Balax. La escuela tan solo funcionó unos años, hasta que comenzó nuestra Guerra Civil del 1936;  y aunque se intentó reanudar en los años posteriores no se consiguió, así en 1945, en una acta municipal en la que se refleja la situación de las diferentes escuelas rurales de la zona, se indica con relación a Pocopán:

 

  • Alcalde pedáneo: José María Domene Martínez.

  • Nº de vecinos: 47.

  • La población escolar muy diseminada. Sigue sin haber maestro.

 

- COMO IR A POCOPÁN: Por la Carretera local de Caniles a Escúllar en la que tomaremos, a la altura del Km. 34,5, una pista forestal que a unos 3 kilómetros y en sentido siempre descendente nos llevará hasta el Área Recreativa de Bastidas; desde aquí se continúan otros 3 kilómetros más, ahora en sentido prácticamente ascendente en dirección al Área Recreativa de la Fuente el Pino, que nos llevará a Las Balsillas y desde aquí se continuará el camino durante poco más de 1 Km. hasta localizar las ruinas de una cortijada que está junto al mismo camino: estamos en Pocopán.

Cartografía: Hoja de Balsillas del IGN 994-III escala 1:25.000, UTM de Pocopán en 1x1 Km., en el 1:25.000, 353198.

Situación actual de la aldea: totalmente abandonada.