EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 221 –  NOVIEMBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

EL CASCAMORRAS, FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO INTERNACIONAL

Septiembre 2013
Texto y fotografías: © Raúl García de Paredes

 

 

 

El pasado 6 de septiembre se celebraba en Baza el primer Cascamorras declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. El Boletín Oficial del Estado publicaba, en su edición del lunes 12 de agosto de 2013, la resolución de la Secretaría de Estado de Turismo de 31 de julio de 2013, por la que se concede el título de “Fiesta de Interés Turístico Internacional” a la fiesta del Cascamorras de Baza y Guadix (Granada).



 

Previamente a su declaración como Fiesta de Interés Turístico Internacional, la fiesta del Cascamorras fue declarada, el 23 de enero de 2000, Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía y el 6 de junio de 2006, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

 

¿Que requisitos ha de reunir una fiesta para ser declarada de interés turístico internacional?


La normativa reguladora viene recogida en la Orden ITC/1763 de 3 de mayo de 2006, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Esta norma establece que la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional “se otorgará a aquellas fiestas o acontecimientos que supongan manifestaciones de valores culturales y de tradición popular, con especial consideración a sus características etnológicas y que tengan una especial importancia como atractivo turístico”, teniendo especialmente en cuenta aspectos como la antigüedad de la fiesta, la continuidad en su celebración, el arraigo en la localidad en cuanto a participación ciudadana y la originalidad y diversidad de los actos.

 

 

     

 

Además, la Orden establece que “la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional se otorgará cuando se estime que concurren relevantes circunstancias en cuanto a la promoción turística de España en el exterior”.

 

 

Asimismo exige que la fiesta de que se trate tenga concedida la declaración de Interés Turístico Nacional durante al menos los cinco años inmediatamente anteriores y presentar un mínimo de diez actuaciones promocionales en medios de prensa escrita (periódicos, revistas, etc.), radios y televisión en uno o varios países extranjeros.

 

     

 

Es interesante resaltar que la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional es un título de carácter exclusivamente honorífico, otorgando el derecho a hacer constar tal carácter en cuantas acciones de promoción de la fiesta se realicen, teniendo la declaración carácter indefinido, mientras concurran las circunstancias que motivaron su concesión. Por tanto, el carácter de interés turístico nacional e internacional se perdería, por ejemplo, en el muy improbable caso de que la fiesta se dejara de celebrar durante cinco años o que perdiera su bien ganado arraigo popular.

 

    

 

Fiestas de Interés Turístico Internacional en España


Actualmente hay en España 49 fiestas que gozan de este título honorífico. Casi la mitad son celebraciones religiosas, destacando por su número la Semana Santa de 20 ciudades españolas. Solo 9 de las 49 fiestas se celebran en Andalucía: La Semana Santa de Sevilla, Málaga y Granada, la Romería del Rocío, La Feria del Caballo de Jerez, el Carnaval de Cádiz, las Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda, La Feria de Abril de Sevilla y el Cascamorras de Baza y Guadix.

 

 

Las primeras fiestas declaradas internacionales lo fueron en 1980: las Fallas de Valencia, los Moros y Cristianos de Alcoy, el Carnaval de Cádiz, la Romería de El Rocío, Los San Fermines de Pamplona, la Semana Santa de Sevilla y la Feria de Abril de Sevilla, entre otras. En años posteriores se han ido añadiendo fiestas de toda España a este selecto catálogo: Las Hogueras de San Juan de Alicante, la Semana Santa de Zamora, León, Murcia, Cartagena, Lorca, etc; la Tomatina de Buñol, las Fiestas de la Veracruz de Caravaca, etc.

 

 

Las últimas fiestas galardonadas han sido el Bando de la Huerta de Murcia y la Semana Santa de Palencia, ambas en 2012, y la Semana Santa de Vivero (Lugo) y el Cascamorras, en 2013.

Ni que decir tiene que pertenecer a este exclusivo club nos debe llenar de orgullo a todos los bastetanos y accitanos.

 

 

 

La fiesta del Cascamorras


Los orígenes

  © Archivo Antonio García de Paredes

Imagen antigua del Cascamorras.

 

Cuenta la tradición, fusionando hechos reales y leyenda, que después de la conquista cristiana de la ciudad de Baza en 1489 por parte del ejército castellano de Fernando e Isabel, uno de sus caballeros, D. Luis de Acuña, recibió autorización real para erigir una iglesia en un solar situado en el arrabal de la Churra, donde se encontraban los restos de una antigua ermita mozárabe destruida varios siglos antes por los almohades.


 

Comenzaron los trabajos en los primeros meses de 1489 y según cuenta la leyenda, uno de los trabajadores, llamado Juan Pedernal, natural de Guadix, al acometer la demolición de un yesón golpeó con su pico un cuerpo duro, y creyendo que pudiera tratarse de una gran piedra, descargó un fuerte golpe abriendo una oquedad en el terreno. Lo que a continuación acaeció heló la sangre de este accitano: se oyó un lastimero grito que parecía surgir de la oquedad ¡TEN PIEDAD!

 

 

No atreviéndose a seguir, corrieron los trabajadores en busca de D. Luis de Acuña, y este, acompañado de un gran número de personas que habían oído lo ocurrido, al correr la noticia como reguero de pólvora por toda la ciudad, se personó en el lugar, y a la vista de todos, se descubrió el terreno, apareciendo una imagen de la Virgen María, haciéndose cargo de la misma las autoridades bastetanas por haberse encontrado en Baza.

 

 

El caso es que el Cabildo de Guadix no conforme con esta situación y alegando el derecho de posesión del descubridor, entabla un pleito que es resuelto de manera salomónica: la posesión de la imagen de la Virgen de la Piedad corresponde a Baza y las fiestas en su honor corresponden a Guadix, que las festejará en Baza los días 8 de septiembre.

En los años sucesivos y haciendo uso de tal derecho, el Obispo y el Cabildo de Guadix viajaban a Baza a presidir los actos de celebración del día de la Virgen de la Piedad. Es de suponer que el viaje se iniciaría unos días antes para llegar a Baza y descansar antes de la festividad. Por tanto, parece lógico que esta gran comitiva formada por el Obispo, Alcalde, Regidores, Hermandad y criados, acompañados por su bandera y tamborilero, entraran a Baza en la tarde del día 6 de septiembre, por la actual carretera vieja de Granada y las Arrodeas, que era la entrada natural a la ciudad en aquellos tiempos.

 

 

Era costumbre en personas acomodadas de esa época el hacerse acompañar de un bufón, cuya misión era distraer a sus señores a lo largo del camino con sus bromas y chanzas. Tan amplia y vistosa comitiva de seguro congregaría a un buen número de bastetanos, y que el bufón fuera objeto de todo tipo de bromas, y que este se encrespara e intentara defenderse, e incluso que, a modo de venganza, manifestara su intención de llevarse la imagen de la Virgen a Guadix.

Este bufón sería el precedente del actual Cascamorras.

 

El Cascamorras en la actualidad

 

Una tradición tan antigua ha pasado por buenos y malos momentos, y seguramente con algunas interrupciones. Hay pocas referencias anteriores al siglo XX, pero si parece seguro que a comienzos del XX se celebraba con normalidad. Al comenzar la Guerra Civil en 1936 la fiesta se suspende y no se recupera hasta 1943. En la década de los 70 la fiesta decae, durante tres años el Cascamorras tiene que ser bastetano pues no viene nadie de Guadix, y en 1979 el nefasto programa de TVE,  “Raices”, casi le da la puntilla. Pero en la década de los 80 y sobre todo en los 90, la fiesta del Cascamorras resurge con tal fuerza que la lleva a nuestros días con una pujanza que era difícil imaginar tan solo unos años antes. Ahora son muchos miles de personas los que de una manera u otra participan en la fiesta, a ello a contribuido indudablemente la presencia masiva de medios de comunicación, televisiones de todo el mundo, prensa escrita nacional e internacional, fotógrafos locales y foráneos... . En definitiva, se puede afirmar que la fiesta del Cascamorras goza de una excelente salud en nuestros días.

 

 

¿En qué consiste la fiesta?



Cuenta la tradición que si el Cascamorras llegara sin mancha al Convento de la Merced tendría derecho a llevarse a Guadix la imagen de la Virgen de la Piedad. No es difícil imaginar que varios miles de bastetanos harán lo imposible para evitarlo.

Todo comienza en Guadix, donde la Hermandad de la Virgen de la Piedad de esa ciudad hace la presentación de la persona que encarnará la figura del Cascamorras. Esa presentación se realiza normalmente el 15 de agosto en la Iglesia de San Miguel donde los accitanos colocaran lazos en la bandera que portará ese año. Unos días después se hace la presentación oficial del Cascamorras en un acto donde una persona invitada leerá un pregón sobre la fiesta.

 

En Guadix, en la noche del 5 de septiembre, una comitiva acompañará al Cascamorras desde la Iglesia de San Miguel hasta el puente del río Verde, donde, tras bailar la bandera sobre las cabezas de los allí congregados, será despedido en su camino a Baza al grito de ¡¡Viva la Virgen de la Piedad!!.

Al día siguiente, 6 de septiembre, a las 6 de la tarde, ya en Baza, miles de personas embadurnadas de pintura negra esperarán la llegada del Cascamorras en el paraje de Las Rodeas o Arrodeas. Tras el estampido del tercer cohete, el Cascamorras, bandera y tamborilero empezarán su carrera hacia el convento de la Merced e indefectiblemente será manchado antes incluso de dar su primer paso. ¡¡Ya no se la lleva!! …. y todos a correr.

 

Se harán pasillos para que el Cascamorras corra libremente y haga volar la porra que porta. A lo largo del recorrido los bastetanos le pedirán ¡¡bandera, bandera!! y el Cascamorras la hará ondear sobre las cabezas de los allí agachados. Gritos de ¡¡Viva la Virgen de la Piedad!! ¡¡Viva el Cascamorras!! se entremezclarán con otros de ¡¡Este sí que es un Cascamorras!!. Es la fiesta en su punto álgido.
La muchedumbre, el Cascamorras, la bandera, los gritos, el redoble del tambor, recorrerán buena parte de la ciudad de Baza: baño en los Caños Dorados, bandera en la Plaza Mayor y, por fin, llegada al convento de la Merced donde, tras un atronador aplauso, el Cascamorras se despedirá de la muchedumbre. Ya dentro del convento se aseará en la alberca que hay en su interior y descansará tras el esfuerzo realizado.



La gente, poco a poco, se irá marchando a sus casas, comentando lo bien que ha estado este Cascamorras, hay que darse prisa, hay que quitarse la pintura, cambiarse de ropa: ha empezado la feria.

Pero la fiesta del Cascamorras no ha terminado, queda mucho Cascamorras todavía.


Imagen de la iglesia y convento de la Merced, de Baza.

 

Al día siguiente, día 7, el Cascamorras con su bandera y tamborilero recorrerá las calles de Baza solicitando donativos con los que sufragar los gastos y hará ondear la bandera sobre las cabezas de aquellos que se lo pidan. Y el día 8, día de la Virgen de la Piedad, patrona de Baza, día grande del año, el Cascamorras junto al Pendón de la ciudad de Baza abrirá la comitiva de autoridades que se trasladará desde el Ayuntamiento hasta la Iglesia de la Merced para asistir a la misa en honor de la Virgen de la Piedad. Por la tarde se celebrará la solemne Procesión de la Virgen de la Piedad portada por su Cuerpo de Horquilleros, presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis acompañado del clero local,  con asistencia de las Corporaciones de Guadix y Baza bajo mazas y autoridades, Cascamorras, Hermandad de la Virgen de la Piedad y Archicofradía de la Virgen de las Angustias de Guadix, Hermandad de Ntra. Sra. De la Piedad de Baza, Federación de Cofradías, Hermandades y Cofradías de Baza y comarca, Reina de las Fiestas y sus Damas, Grupos con trajes regionales y rocieros, y numerosísimos fieles alumbrando con velas. Al finalizar la procesión concluye la estancia del Cascamorras en la ciudad de Baza.

 

Imagen de la Virgen de la Piedad, Patrona y Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de Baza.

 

El día 9 de septiembre, en la estación de ferrocarril de Guadix, esperarán los accitanos al Cascamorras, con sus pinturas de agua, almagra y azulete, para volver a pintarlo en represalia por el fracaso en su encargo de traer la imagen de la Virgen de la Piedad a Guadix. El Cascamorras recorrerá las calles de la ciudad bajo el agua que le lanzarán desde los balcones, al grito de ¡agua! ¡agua! ¡agua!, hasta llegar a la Iglesia de san Miguel donde será introducido a hombros.


                            ¡¡¡Viva el Cascamorras!!!


                                  
Bibliografía

García de Paredes Muñoz, Antonio.- “Historia del Cascamorras”. Baza, 1977.
García de Paredes Muñoz, Antonio y García de Paredes Espín, Raúl.- “Baza, Ciudad Milenaria”. Baza, 2005.
Magaña Visbal, Luis.- “Baza histórica, tomo II”. Baza, 1978
Hermandad de Ntra. Sra. De la Piedad – Jesús Serrano Pérez.-La Virgen de la Piedad. Historia, tradición y devoción de un pueblo”. Baza, 2009.
Web oficial del Cascamorras www.el-cascamorras.com