EDICIÓN MENSUAL - AÑO XX
Nº 233 –  NOVIEMBRE 2018
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Roberto Travesí

SEPTIEMBRE: CORRE QUE TE PILLO

Para ampliar pinchar sobre la imagen

© Roberto Travesí

 

100 mm, 1/500 s, f/5.6, ISO 100 (imagen sin recorte)

Modo de disparo: Manual

Formato: RAW+JPG

 

Canon EOS 7D Mark II, Canon EF 100-400 mm f/4.5-5.6L IS II USM, trípode Manfrotto 190CXPRO3 con rótula Manfrotto 804 RC2. 

 

Al contrario de la indiferencia (pasividad) de la fotografía del mes pasado, en este nuevo calendario nos encontramos una imagen marcada por la “prisa” de la montés. En nuestra autovía de la costa, al igual que en la N-340, por supuesto se han dado casos de atropello de monteses; porque en su absoluta colonización costera es frecuente ver las cabras cruzar de un lado para otro a lo largo de toda la franja costera durante las cuatro estaciones del año.

 

 

ü  No hay que decir que el protagonista es el joven macho, dado que las personas están de espaldas y además no se les observa el rostro. En los casos en los que existen dos motivos de similar importancia, es el autor el que deberá priorizar el que considere oportuno, generalmente mediante la ausencia de foco como criterio identificativo de menor prioridad (el observador dirige primero la mirada hacia la zona enfocada); aunque también puede ser perfectamente válido sacar ambos motivos a foco. En nuestro caso, y a causa de la rápida asomada a la carretera (dada ya la hora de luz fuerte y, por ello, la relajación tras toda la mañana tras ellas -guardia bajada-), apenas dio tiempo a colocar el trípode, accionar el zoom y disparar la ráfaga. De haber estado más perpendicular a la carretera hubiera conseguido una composición más equilibrada y atractiva, pero la fugacidad del momento no permitió acercarme rápidamente a la acción. Por ello, el ángulo superior derecho (donde se encuentra el crédito) queda vacío y ausente de interés, al contrario que el lado opuesto, donde la zona desenfocada y parte del trazado de la vía aportan información que complementa la imagen. Por supuesto que con otra luz hubiera cambiado la captura, pero es la que había, al igual que si ya alguna montés estuviese en la cuneta referida, equilibrando de esta manera más la imagen.

 

ü  La obturación fue suficiente para congelar el movimiento del macho, no así el de la moto, hecho que aporta movimiento a la imagen si se  observase a píxeles reales (al 100% de su resolución o “aumento”). En cuanto al diafragma debería haber estado más cerrado, a pesar de no utilizar una focal larga, pero no hubo tiempo para ello, solo para abrir un paso y acortar la obturación otro, dada la exposición manual, tras conseguir abrir y colocar el trípode (lo idóneo hubiera sido retirar el objetivo con la cámara del cabezal mediante la rápida liberación de su zapara y dejar que el trípode se golpeara con el suelo… algo en mi impropio, dado que mimo íntegramente el equipo).

 

Como ya he indicado, disparé una breve ráfaga a 10 fps hasta que la moto entró en el encuadre y el macho ya había cruzado la carretera, escogiendo el fotograma más interesante, ante la imposibilidad de controlar externamente la acción (disparé con mi ojo derecho situado en el ocular de la cámara, ya que salvo razón de fuerza mayor, es el más idóneo y recomendable). De tener otro zoom montado en la cámara, otra posibilidad hubiera sido abrir más el ángulo y luego reencuadrar (recortar) la imagen, pero ello va rotundamente en contra de mi concepción fotográfica (y cuando muy excepcionalmente lo he llevado a cabo lo he indicado claramente).

 

 

 

© Roberto Travesí   2018

                                                                                          www.robertotravesi.es

    Otras  fotografía  también  en:

    Fotonatura, Facebook, Flickr