EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 243 –  SEPTIEMBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

 © José Ángel Rodríguez

Detalle de la planta del Astragalus clusianus y las poderosas espinas que la protege de la herbivoría.

 

También conocida con los nombres vernáculos de Yerba de Santa María, Raíz Cristiana, Arzolla y Granévalo, la Alquitira es una planta arbustiva de porte almohadillado que no supera los 50 cms., normalmente entre 10 y 40 cms. de altura, densamente intricado y espinosa es una fabácea que se localiza en el centro, sur y este de la Península Ibérica, y raramente en la zona norte de la Península Ibérica, entre los 500 y 1200 metros de altitud formando parte de los matorrales heliófilos de sitios áridos o semiáridos, en substratos yesosos, margosos o calcáreos. En la Hoya de Baza (Granada), es una especie muy frecuente, donde forma parte de los matorrales gipsícolas.

Según refiere López González en su publicación “Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares” tiene un cáliz muy típico, tubular, con dientes cortos, que se vuelven vejigosos y muy inflado en la fructificación, cubierto de pelo fino y corto, que encierra en su interior de 2 a 16 semillas, normalmente 8, de color pardo.

 

Usos etnobotánicos

 

El nombre popular de Raíz Cristiana hace alusión a la parte más aprovecha de esta planta por el hombre: la raíz, la que se cosecha en otoño y posteriormente se seca para su uso medicinal en infusión, es también la parte más apreciada en medicina popular al estimarse que esta planta es rica en compuesto fenólicos, teniendo cualidades antiinflamatorias y antioxidantes.