EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 246 –  DICIEMBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Su Reglamento de Régimen Interior prevé un mínimo de tres reuniones al año

 

© Proyecto Sierra de Baza

Centro de Visitantes de Narváez, sede de la Junta Rectora del P.N. Sierra de Baza, y Aula de la Naturaleza.

 

Con funciones de control, vigilancia y participación ciudadana y, asimismo, de velar por el cumplimiento de la normativa reguladora del Parque Natural Sierra de Baza, proponer normas para una eficaz defensa de sus valores ecológicos, promover el desarrollo sostenible tanto en el interior como en el entorno del parque natural y realizar cuantas gestiones estimen positivas y necesarias para el espacio natural de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20.1 de la Ley 2/1989, de 18 de julio, por la que se aprobó el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, según establece el artículo 2 del Decreto 239/1997, de 15 de octubre, por el que se regula la constitución, composición y funciones de las Juntas Rectoras de los Parques Naturales de Andalucía.

La Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Baza, se regula por un Reglamento de Régimen Interior (R.R.I.), el que fue aprobado por Resolución  de 19 de enero de 2001, de la Dirección General de la Red de Espacios Naturales Protegidos y Servicios Ambientales, normativa interna de su R.R.I. específicamente prevé (artículo 13, número 1) que “El Pleno se reunirá en sesión ordinaria como mínimo tres veces al año, pudiendo convocarse otras con carácter extraordinario”. Así como que “En la primera o segunda sesión anual, el Pleno conocerá y, si procede, aprobará provisionalmente la Memoria Anual de Actividades y Resultados del Parque Natural, presentada por su Director-Conservador” (nº 2 del citado artículo) y que “En su última sesión anual, a propuesta del Director- Conservador, el Pleno conocerá y, si procede, aprobará el Programa Anual de Objetivos para el siguiente año”.

Nada de lo que evidentemente se ha hecho en todo este tiempo, ya que en todo el año 2019 no ha habido ninguna reunión del Pleno de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Baza, incumpliéndose de este modo el mandato legal e impidiendo que se lleven a cabo las funciones de control y participación ciudadana de este órgano corporativo, dejando vacías las competencias de esta Junta Rectora   sin “Promover el conocimiento y difusión de los valores del espacio protegido” ni “Facilitar la participación de los habitantes del Parque Natural como garantía de preservación y desarrollo del espacio protegido”, como tiene asignadas la Junta Rectora entre otras específicas competencias, a tenor del artículo 12 de su RRI.

 

Una situación y un talante que se debe cambiar con urgencia

 

© Proyecto Sierra de Baza

Panorámica del valle de Los Pulidos, en el nacimiento del Río de Gor, con las cumbres de Sierra Nevada de fondo. Octubre-2019.

 

Desde Proyecto Sierra de Baza confiamos y esperamos que esta situación se reconsidere y reconduzca hacia la normalidad. Se cubra pronto el puesto de Director-Conservador, vacante desde el pasado 13 de septiembre en que fue cesado Rafael César Córdoba, y pueda recuperarse la normalidad en la gestión y participación ciudadana en este espacio protegido, en el que hay una total desinformación sobre las principales cuestiones que afectan al Parque Natural Sierra de Baza, que desde hace unos años se ha venido gestionando de una forma oscurantista, sin trasparencia ni información de tipo alguno sobre las principales líneas de actuación que se están llevando o se pretenden llevar a efecto en este territorio, para lo que puede ser un importante paso recuperar la coparticipación ciudadana, contribuyendo a promover el desarrollo sostenible tanto en el interior como en el entorno del parque natural y realizar cuantas gestiones se estimen positivas y necesarias para el espacio natural, algunos de los principales objetivos de esta Junta Rectora, que deben de ponerse en valor, de una forma inminente, sin más demoras ni esperas, para intentar contribuir así a sacar al Parque Natural Sierra de Baza de la postración y olvido en que se encuentra desde hace algunos años.