EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 220 –  OCTUBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Con la Colaboración de  la Asociación Herpetológica Granadina y la Fundación Global Nature.

  

© Eduardo Escoriza
Salamandra común de la subespecie longirostris.
Estaba presente en la zona occidental de Granada pero desde hace unos 10 años no se tienen noticias de ella, por lo que se cree que se ha extinguido a nivel provincial.
Parque Natural de los Alcornocales, noviembre-2004

 

La provincia de Granada destaca en el ámbito nacional por poseer una  rica biodiversidad, fruto de unas condiciones climáticas y territoriales muy variadas.

Separados por pocos kilómetros  podemos encontrar desde ecosistemas subtropicales (Costa Granadina) a otros casi propios de zonas como la tundra o las grandes montañas centroeuropeas (Sierra Nevada). Tal variedad de ambientes ha configurado un catálogo de especies de flora y fauna especialmente extenso, con  la presencia de innumerables especies endémicas.

Los anfibios y reptiles son dos grupos zoológicos generalmente poco valorados por la sociedad y se ven afectados por la existencia de una  serie de oscuras leyendas, y una cultura popular que los considera como animales inmundos y poco deseables, lo que provoca animadversión y persecución, con nefastas consecuencias para su supervivencia. En Granada, poseemos un total de 34 especies (sin contar a las tortugas marinas y aquellas otras especies introducidas por el hombre recientemente) englobadas en ambos grupos. Tan importante número es consecuencia directa de la diversidad de condiciones ambientales que presenta la provincia, anteriormente comentada. A especies propias de la zona norteafricana como pueden ser el Camaleón (Chamaeleo chamaeleon) y la Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus), se unen otras propias de zonas más frías como la Culebra lisa europea (Coronella austriaca).

La situación de estos grupos animales en la provincia, no pasa por el mejor momento de su historia. Como ya comenté en otro artículo publicado en el numero 64 de este mismo boletín, correspondiente al mes de octubre de 2004 (Ver texto), se está produciendo un grave deterioro en las poblaciones silvestres de anfibios y reptiles granadinos, lo que ha conllevado incluso a la extinción de una subespecie de salamandra, (Salamandra salamandra longirostris), y que otras especies se estén encaminando al mismo destino. La creciente modificación de los ambientes rurales, el aumento de las urbanizaciones e infraestructuras de transporte, la intensificación de la agricultura y la ganadería, la contaminación, los incendios y múltiples factores más propios de la actividad humana, afectan de modo notable a estos animales. Y esto esta sucediendo ante nuestras narices de un modo silencioso, pues poca gente se preocupa de ello. No se trata de animales tan llamativos como los mamíferos o las aves (Lince, Águila imperial,...), que podemos decir que “venden más”. Prácticamente todo el mundo se muestra en cierto modo afectado por la desaparición de estos integrantes tan emblemáticos de la fauna ibérica, pero poca gente se para a pensar en el futuro, por ejemplo, del Sapo partero bético (Alytes dickhilleni), o de la Víbora hocicuda (Vipera latasti), autenticas joyas de la herpetofauna andaluza. Incluso las administraciones publicas encargadas de la conservación de la biodiversidad, históricamente han dejado a estos animales de lado, aunque afortunadamente los tiempos cambian y empiezan a tomar cuerpo distintas iniciativas destinadas a garantizar la pervivencia de estos, poco valorados, animalillos.

Desde la Asociación Herpetológica Granadina intentamos dar a conocer la vida y los problemas que afectan a estos seres de sangre fría. Muy gustosamente queremos aprovechar la ocasión que tan amablemente nos ofrece la Asociación Proyecto Sierra de Baza, para elaborar una serie de fichas periódicas sobre cada una de las especies de anfibios y reptiles de nuestra provincia. No se trata de realizar un compendio científico y lleno de datos técnicos, sino mas bien de ofrecer una sencilla herramienta a todas aquellas personas que se preocupan por nuestra naturaleza, y que se acercan cuando pueden a nuestros valiosos bosques y montanas, para que puedan reconocer aquellas especies con las que  es posible  que se encuentren . También queremos dar una llamada de atención sobre los problemas de conservación que tienen y aquellas soluciones que creemos pueden ayudar a mitigarlos.

Espero que esta iniciativa sea del interés de los ávidos lectores del boletín digital de la Sierra de Baza. Un afectuoso saludo mío y de mis compañeros de la Asociación Herpetológica Granadina.

 

CADA MES UNA NUEVA FICHA.

ORDEN CAUDATA URODELOS, anfibios con cola (salamandras y tritones)

Familia Salamandridae:

  • En  esta ficha conoceremos a otra de las tres  especies de urodelos  que aparecen en Granada, el tritón pigmeo (Triturus pygmaeus). Se trata sin duda del anfibio más bonito y llamativo de todos los que viven en nuestro entorno. La forma de los machos cuando están en celo, con una espectacular cresta que recorre la parte superior de su cuerp...
  • Continuamos este mes con una de las tres especies de urodelos que habitan en nuestra provincia, el Gallipato. Los urodelos son aquellos anfibios que en estado adulto poseen cola, al contrario de los anuros que  no la tienen, como las ranas y los sapos. Este curioso animalito, conocido en algunos lugares por el apelativo de “tiro” destaca p...
  • En la presentación de la serie de fichas sobre anfibios de Granada, hace ya unos meses, tomamos como imagen emblemática a una salamandra, y no era por casualidad. Se trataba de un ejemplar de la subespecie longirostris, que hasta hace unos 15 años todavía habitaba la zona occidental de nuestra provincia. Actualmente se da por extinguida. P...

ORDEN ANURA, anfibios sin cola (ranas y sapos)

Familia Alytidae

  • Sapo partero bético (Alytes dickhilleni)   © Por Eduardo Escoriza Abril, con la colaboración de Luis García Cardenete y de Javier Fuentes (A.H.G.)   © Javier Fuentes Macho adulto con carga de huevos, Sierra de los Guájares, Mayo de 2004.       Ficha técnica:   Clase: Anfibios Orden: Anuros (anfibios s...
  • En alguna de nuestras salidas al campo, al acercarnos a un arroyo o pequeña charca, es posible que hayamos visto fugazmente a un animal que con un rápido salto, se ocultaba bajo el agua o entre la vegetación ante nuestra presencia. Probablemente, pensaremos, se trate de una rana, y si bien la mayoría de las veces sea así, puede que en otra...

Familia Pelobatidae

  • El protagonista de esta ficha es un sapo de buen tamaño, poco conocido por la gente en general y bastante escaso en nuestra provincia. Sus costumbres nocturnas y el hecho de ser un consumado cavador, hacen muy difícil su localización. De todas formas, si visitamos una charca, podemos tener muy clara su presencia en esa zona, gracias a sus ...

Familia Pelodytidae:

Familia Bufonidae

  • El sapo común es junto a la rana común, el anfibio más popular y conocido de los presentes en nuestro país, y también el de más amplia distribución. Igualmente es el más grande y robusto  de todos, alcanzando a veces más de 20 cm. de longitud. Debido a su aspecto poco agraciado, desde la antigüedad ha estado asociado a multitud de leyendas...
  • Esta segunda ficha la dedicamos al anfibio más común de la provincia, después de la Rana común. Se trata del Sapo corredor, protagonista principal de una de las leyendas más curiosas que podemos escuchar en nuestras zonas rurales. Quiero aprovechar la ocasión para agradecer  a Manuel Durán Viñas su interés por la conservación de las poblaci...

Familia Hylidae

  • La última especie por tratar dentro de los anfibios granadinos es la única que presenta hábitos arborícolas. Se trata de la ranita meridional, un anuro bastante peculiar en comparación con las otras especies con las que convive en la provincia. El rasgo que más llama la atención son sus vivos colores, verde, anaranjado, blanco y negro, y s...

Familia Ranidae

  • Nos encontramos, sin duda, ante el más popular representante del grupo de los anfibios, hasta tal punto que la mayoría de las personas denominan cualquier anuro con el apelativo de rana. También es la especie más abundante y extendida de nuestro país. Al contrario que otros anfibios y reptiles, las ranas han sido mejor valoradas por nuestr...

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

  • Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España. J.M. Pleguezuelos, Rafael Márquez, Miguel Lizana. Ministerio de Medio Ambiente-Asociación Herpetológica Española; Madrid (2002).

  • Anfibios. Ecología y Conservación. Ricardo Reques Rodríguez. Diputación de Córdoba; Córdoba (2000).

  • Anfibios y Reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias. Luis Javier Barbadillo, José Ignacio Lacomba, Valentín Pérez-Mellado, Vicente Sancho, Luis Felipe López Jurado. Geo Planeta; Barcelona (1999).

  • Anfibios españoles. Alfredo Salvador, Mario García París. Canseco editores. Talavera de la Reina (2001).