EDICIÓN MENSUAL - AÑO XX
Nº 233 –  NOVIEMBRE 2018
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

EL DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinale)

© Proyecto Sierra de Baza

Frutos agrupados de aspecto globoso del diente de león

 

Con el curioso nombre de diente de león se conoce una planta herbácea perenne, de la familia de las asteráceas, con porte en forma de roseta de cuya base surgen uno o varios tallos huecos, sin hojas, de 20-50 cms. de longitud en cuyo extremo se forma una cabezuela floral de color amarillo-dorado, que en la madurez da lugar a numeroso frutos agrupados de aspecto globosos y lanoso, como se reproduce en la imagen que ilustra esta ficha, provisto de un vilano en forma de paraguas, que son diseminados por el viento, favoreciendo su amplia dispersión por los bordes de caminos, campos y terrenos baldíos.

Las hojas de esta planta son de forma variable y van desde abovedas a lanceoladas, con borde en forma de dientes dirigido hacia la base de la hoja, mientras que la raíz de la planta es carnosa y de forma napiforme.

El nombre científico de esta planta (officinale) hace alusión a sus utilidades medicinales, aunque también alimentarias.

Pío Font Quer en su obra “Planta Medicinales. El Dioscórides renovado”, se ocupa con detalle de esta planta, considerada por muchos una mala hierba, y que tiene innumerables utilidades y beneficios para el hombre. De sus virtudes destacan sus propiedades diuréticas, de donde le proviene otro de los nombres populares por los que es conocida: hierba urinaria, para lo que se cuecen sus hojas y se toma el agua durante varios días.

El diente de león es una planta laticífera, que segrega un jugo blanquecino de aspecto lechoso, cuando se le corta, el que se puede aplicar sobre las verrugas, hasta secarlas.

También ha tenido el diente de león amplios usos culinarios, habiéndose utilizado tanto las hojas tiernas (muy ricas en vitaminas) para preparar ensalada una vez lavadas para retirarle las pilosidades con que cuenta. Como también se pueden consumir los botones florales, que pueden prepararse en encurtidos de vinagre de forma similar a la que describimos al ocuparnos de la alcaparra en estas fichas. Aun cuando es la raíz de esta planta la que alcanza un mayor uso, desecándose y tostándose para utilizarse como sustituto del café, para preparar infusiones, que se decía favorecían la digestión y prevenían el reuma. También se ha utilizado como ingrediente del vino, para darle cuerpo y aroma.

El diente de león es una planta abundante en nuestra zona que podemos encontrarla en floración durante prácticamente todo el año, aun cuando es entre abril y junio cuando más se manifiesta su floración.