EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 244 –  OCTUBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

EL ESTRAMONIO

(Datura stramonium)

 

© José Ángel Rodríguez

Detalle del fruto maduro del estramonio, con su característica y peculiar forma rodeado de espinas.

 

 

 

 

 

 

 

PLANTA VENENOSA, cosmopolita, de la familia de las solanáceas, cuyo nombre científico del género al que pertenece (Datura) resulta ilustrativa de su toxicidad al derivar del nombre del veneno dhât, que se prepara a partir de especies indias y fue utilizado por los miembros de la letal secta Thag y ello en cuanto que planta  y sus alcaloides, a partir de determinadas dosis, presentan efectos mortales. De todas las partes de este vegetal, las semillas son las más tóxicas, ya que unas 30 unidades pueden constituir una dosis mortal Cinco gramos de la planta causan envenenamiento. Contiene varios alcaloides que produce un delirio alucinatorio incontrolable de numerosas horas, cuando no la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas, potencialmente peligrosa incluso en su uso chamánico, aunque ha sido empleada para prácticas adivinatorias desde la antigüedad, siempre ha sido utilizada con suma cautela, estando prohibido su uso en la actualidad, al considerarse un mortal alucinógeno. Se estima que muy pequeñas cantidades bastan para inducir una intoxicación grave o mortal y la ingestión de cuatro o cinco gramos de hojas basta para matar a un niño. Se ha documentado un caso de  envenenamiento colectivo ocurrido en Jamestown, Estados Unidos, en 1616, cuando con ocasión de una rebelión el capitán  dio a sus soldados una ensalada que contenía unas pocas hojas de Estramonio, con las que eliminó a los rebeldes. En España, esta droga produjo la muerte de dos personas de 18 años y varios más fueron atendidos  por resultar afectados gravemente por su consumo, en el transcurso de una “fiesta alternativa” en una casa abandonada, en Perales del Río, en las proximidades de la localidad de Getafe (Madrid), el pasado 21 de agosto de 2011, al consumir una mortal bebida preparada con esta planta, que pretendían tuviera propiedades alucinógenas. Es por ello por lo que las referencias que vamos a indicar de esta planta es para que se conozca, nos mantengamos alejarnos de la misma, y si la vemos en nuestros campos, eliminarlas para que no se continúen propagando de modo natural.

El Estramonio es una mata inconfundible, tiene flores blancas, a veces con tonalidades amarillentas o verdosas, con una característica forma cónica o de trompeta, bastante grandes en relación a la planta. Florece en verano y comienzos de otoño, apareciendo los frutos maduros sobre la planta a mediados de otoño una cápsula espinosa de 3 a 4 cms. de longitud, que encierra unas semillas negras, también muy tóxicas de unos 3 a 4 mm. de longitud. Las hojas son lobuladas y de color verde oscuro. Presenta una raíz principal blanquecina con numerosas raicillas que alcanzan poco desarrollo. El tallo y las ramas son redondos, lisos y verdes, matizándose el verde a tonos más claros. Toda la planta es lampiña y desprende un olor muy fuerte y desagradable, particularmente si se corta algún tallo o trituramos la planta.

En la etnobotánica, tradicionalmente ha sido utilizada esta planta como hipnótico (en rituales de brujería y magia) y también como nervina contra la tos, sobretodo la llamada “tos convulsiva”, también para tratar algunos tipos de enfisema pulmonar y particularmente para curar el asma, para lo que se confeccionaba con sus hojas unos cigarrillos antiasmáticos. Todos estos usos están hoy en día PROHIBIDOS y son muy peligrosos por la alta toxicidad de la planta y de todos sus componentes.