EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 244 –  OCTUBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

EL TORVISCO DE MONTE

(Daphne oleoides subsp. hispanica)

© José Ángel Rodríguez

Ejemplar arbustivo de  Daphne oleoides en floración, en su hábitat natural de la Sierra de Baza.

También conocido con el nombre de torvisco moruno y torvisco de montaña, es una planta endémica de las montañas béticas, que se localiza en el piso oromediterráneo, normalmente a partir de los 1.800 metros de altitud, en ambientes calizos y subhúmedos.

El nombre genérico (Daphne) hace alusión a la ninfa Daphne, hija de Gea e inaccesible al amor de Apolo, que cuando logró asirla la convirtió en un bello arbusto, mientras que el nombre específico (oleoides) hace alusión al aceite o resina que rezuma la planta.

Se trata de una planta arbustiva y leñosa, siempreverde, de aspecto rastrero, que alcanza los 50 cms., con hojas de contornos variables, que van desde abobadas a elípticas pasando por las formas coriáceas y con el ápice agudo u obtuvo. Las flores son blancas y olorosas de un bonito y atractivo aspecto estrellado, mientras que su fruto es una drupa roja que aparece en verano, siendo consumida por las aves.

En el Parque Natural Sierra de Baza (Granada) el torvisco de monte es una planta arbustiva  relativamente frecuente, particularmente en la zona de calares del macizo central, donde se puede localizar a partir de los 1.800 metros y hasta las zonas de cumbres en suelos calizos compartiendo territorio con los sabinares y enebrales de los pinares oromediterráneos, formando parte de la serie de vegetación Daphne oleoides-Pinentum sylvestris.

El Daphne oleoides es una planta protegida, que está incluida en la Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía, siendo su único uso permitido, el ornamental.