EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 244 –  OCTUBRE 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

PLEUROTO EN FORMA DE OSTRA (Pleurotus ostreatus)

© Raúl García de Paredes 

Detalle de unos ejemplares nacidos en un tronco de chopo caido.

Aunque erróneamente también llamada seta de chopo, por ser en los tocones de este árbol donde más fácilmente podemos localizarla, se trata de una seta que también crece sobre el pie de otros caducifolios de ribera como olmos, fresnos y sauces, popularmente es más conocida por el nombre de oreja de fraile.

Se trata de una seta muy abundante en toda la provincia de Granada y también en la Sierra de Baza, donde es muy buscada por los recolectores y aficionados a las setas a lo largo de prácticamente todo el año, en que puede localizarse la misma, aun cuando es el otoño y comienzo del invierno, antes de que aparezcan las grandes heladas que le afectan y destruyen, cuando más abunda.

El nombre científico de esta seta, “ostreatus”, procede del latín y hace alusión a su característica forma de ostra.

Es una seta que puede adquirir gran tamaño, alcanzando los 15 cms. de diámetro en su sombrero, aun cuando los mejores ejemplares, culinariamente hablando, son los de menor tamaño. El color del sombrero de esta seta es muy variable y puede ir desde el blanco al negro violáceo, pasando por las tonalidades grisáceas y parduscas. El pie de esta seta es sin embargo siempre blanco y liso, con la parte superior engrosada, rudimental, desnudo y piloso en la base.

La carne de esta seta es de color blanco, de buen y agradable olor, maciza al principio y tierna después y de excelente sabor, por lo que es muy apreciada en cocina, prestándose a cocinarse de muy variadas formas.

Etnobotánicamente se trata de una seta que ha sido aprovechada desde antiguo, bien por recolección directa en nuestros ríos y alameda o en las choperas de cultivo de las zonas bajas, o por cultivo forzado en tocones y alpacas de paja, donde se siembran sus esporas (de color crema pálido, con difuminados tonos de color lila, lisa y de 8-11 x 3-4 micras). Esta seta se considera que es, después del champiñón, la más consumida, seguida de cerca del nízcalo.

La oreja de fraile –como popularmente es conocida en nuestra zona- es muy abundante en la Sierra de Baza, donde podemos localizarla sin dificulta. Su recolección precisa de una autorización administrativa, que puede solicitarse gratuitamente en la oficina del Parque Natural Sierra de Baza en esta ciudad en C/ Sierra Espuña nº 1, teléfono 958 701 428