EDICIÓN MENSUAL - AÑO XX
Nº 229 –  JULIO 2018
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

EL CANTUESO (Lavandula stoechas)

 

Detalle de la flor del cantueso

© José Ángel Rodríguez

 

También conocida con el nombre popular de tomillo borriquero, se trata de un popular arbusto aromático de 25 a 100 cms. de altura, excepcionalmente más, aunque también suele tener un porte rastrero y baja altura, con abundante ramificación y denso follaje  de tonos verdes muy decorativo, más claro en las ramas y hojas jóvenes, que entre abril y junio produce unas abundantes y llamativas flores que aparecen en una espiga floral, densamente apiñada, de llamativos colores, que van del púrpura al azul violáceo, apareciendo coronadas por un penacho de pétalos que sobresalen de la espiga de verticilastros terminales de forma cuadrangular, generalmente con brácteas estériles foliáceas.

Se trata de una especie muy polimorfa, con gran variedad de razas, que se diferencian por pequeños detalles como es las características de las inflorescencias y forma de los penachos de pétalos que corona la espiga floral. 

La especie, se localiza desde el nivel del mar hasta los 1.000 metros de altitud, aun cuando algunas razas, como en la especie Lavandula stoechas subsp. pedunculata, la más montana de todas ellas, pueden alcanzar los 1.800 metros de altitud.

En la farmacopea clásica es una planta muy popular y empleada, utilizándose en algunas fórmulas y preparados magistrales como la llamada agua imperial. Que se obtenía mediante destilación del agua con flores de cantueso y el agua epiléptica (con un nombre ilustrativo de su uso para tratar esta enfermedad), La planta tiene propiedades como antiséptica, empleándose para lavar llagas y heridas. En infusión se usa en baños y lociones en infecciones cutáneas leves y traumatismos. De las flores se pueden obtener perfumes. Es digestiva, estimulante y combate las afecciones digestivas. Por sus bellas flores y tratarse de una planta aromática de fácil cultivo es muy empleada en jardinería.