EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 220 –  OCTUBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

EL COLIRROJO REAL

(Phoenicurus phoenicurus)

 

© José Ángel Rodríguez

Ejemplar de Colirrojo real macho.

 

FICHA TÉCNICA

 

Orden: Passeriformes

Familia: Turdidae

Especie: Phoenicurus phoenicurus

Estatus: especie catalogada de interés especial.

Longevidad: pueden vivir hasta cinco años.

Peso: 18 gramos aproximadamente.

Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 24 cms.

Longitud: 14 cms. aproximadamente.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE

 

El colirrojo real es un ave algo más pequeña que un gorrión; el macho tiene la frente lisa, con la cara y la garganta de color negro. Su vientre es rojizo y sus patas de color negro. Su nombre le viene de su cola que es de color rojo herrumbre y suele estar en continuo movimiento. La hembra es algo más apagada que el macho con un plumaje de tonos marrones dominantes, siendo fácil diferenciar los sexos en los ejemplares adultos. 

Puede confundirse con el colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros), pero se diferencian claramente por ser el color del plumaje de éste último más oscuro.

 

© Juan Cubero

Ejemplar de Colirrojo real macho situado entre la vegetación espinosa donde encuentra refugio y seguridad.

 

El hábitat preferido de esta especie son los bosques maduros donde hay presencia de árboles viejos, aunque también frecuenta parques y jardines.

 

© José Ángel Rodríguez

Ejemplar de Colirrojo real hembra donde puede apreciarse su coloración marrón dominante y los tonos más apagados que en el macho.

 

En abril, una vez que llegan del continente africano, los colirrojos reales construyen su nido en los huecos de los árboles, acantilados y zonas rocosas. Los lugares de construcción del nido parecen haber evolucionado con el tiempo, antiguamente lo realizaban casi exclusivamente en los huecos de los árboles, hoy lo hacen hasta debajo de las tejas de los caseríos y cortijos.

 

© José Ángel Rodríguez

Una hembra de colirrojo real comiendo frutos otoñales de un majoleto

 

La hembra suele encargarse de la construcción del nido. En el nido pone cinco a siete huevos, de color azul claro sin marcas, y tras una incubación de dos semanas, los colirrojos son alimentados hasta abandonar el nido con unos 15-18 días de vida.

 

© Eduardo Nogueras

Imagen de un macho fotografiado entre las ramas de una zarza durante el mes de septiembre, seguramente en viaje de regreso a tierras africanas.

 

La alimentación de esta especie se basa en  pequeños invertebrados como arañas, insectos, incluidos de modo particular sus orugas, así como lombrices y frutos otoñales como drupas y bayas así como semillas que obtiene del suelo. 

Su vuelo es rápido y ágil, dejando ver en los planeos la cola de color rojo. Es capaz de recorrer grandes distancias en sus pasos migratorios que se repiten anualmente durante el mes de abril y el mes de septiembre. 

Su canto es un gorjeo agradable y además parece que imita a otros cantos como el del petirrojo o la golondrina. No suele cantar durante la construcción del nido.

 

EL COLIRROJO REAL EN LA SIERRA DE BAZA

 

© Juan Cubero

Ejemplar macho de colirrojo real batiendo sus alas.

 

  El  colirrojo real es un ave presente en el Parque Natural Sierra de Baza. Aunque su número de efectivos no es muy elevado, aumenta en primavera y otoño coincidiendo con  los pasos migratorios, que se dirigen o proceden del África subsahariana, su principal territorio de invernada.

 

Texto: Eduardo Nogueras Ocaña

© 2012 PROYECTO SIERRA DE BAZA Todos los derechos reservados