EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 239 –  MAYO 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

EL CUERVO (Corvus corax)

 

© Agustín Povedano
Ejemplar adulto de cuervo grande

 

FICHA TÉCNICA

 

Orden: Passeriformes

Familia: Corvidae

Especie: Corvus corax. En las Islas Canarias se localiza la subespecie canariensis. El Corvus corax canariensis habita en todas las islas, incluyendo La Graciosa e islotes del norte de Fuerteventura.

Estado ed conservación: En el Libro Rojo de Especies Amenazadas figura como "No amenazada".

Longevidad: Entre 10 y 15 años.

Peso: Entre 1 kg. y 1, 5 kg.,  aproximadamente.

Envergadura: Entre 1,2 y 1,6 metros aproximadamente.

Longitud: Entre 55 y 70 centímetros aproximadamente.

 

DISTRIBUCIÓN

© Antonio de la Cruz Lozano
Cuervo de la subespecie canariensis

 

También denominado como cuervo grande y cuervo común, el cuervo se distribuye prácticamente por toda la Península Ibérica y Europa en general. De hecho se encuentra distribuido por todo el hemisferio septentrional del planeta con unas 8 subespecies.

 

CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS

© Agustín Povedano
A corta distancia y en buenas condiciones de luminosidad se aprecian unos reflejos azul violáceos o morados y en las plumas de las partes inferiores un brillo verdoso.

 

El cuervo se caracteriza principalmente por su plumaje negro y su cola en forma de rombo. A corta distancia y en buenas condiciones de luminosidad se aprecian unos reflejos azul violáceos o morados y en las plumas de las partes inferiores un brillo verdoso. Las alas son bastante puntiagudas y tiene la cabeza grande con la frente prominente hacia delante con un pico fuerte y robusto algo curvado y de color negro al igual que sus ojos. Las patas son igualmente negras y fuertes. Su plumaje negro también suele crear bonitos reflejos verdosos y azulados cuando es expuesto al sol.

 

HÁBITATS NATURALES

© Nuno Xavier Moreira

Aunque de aspecto enlutado la estampa del cuervo es elegante

 

Es muy adaptable a diversos tipos de hábitats pero tiene querencia a los espacios abiertos con bosquetes dispersos, sobre todo los que muestran presencia de ganados. También habita alta montaña y vegas a orillas de ríos, pero sobre todo suele verse con mucha frecuencias en vertederos y basureros en busca de restos orgánicos y carroñas.

 

NIDIFICACIÓN

© Agustín Povedano

Pareja de cuervos.

 

El celo comienza aún en invierno normalmente a la par de águilas reales y otras grandes rapaces con las que comparte hábitat y se caracteriza por una serie de vuelos acrobáticos, principalmente suele nidificar en árboles y cortados rocosos donde no es raro verlo con otros carroñeros como el buitre leonado. El nido se compone de pequeños palos dando un aspecto descuidado al nido y la puesta suele constar de 4 a 7 huevos con un tono verdoso con manchas ocráceas. Los pollos permanecerán en el nido alrededor de 40 días siendo alimentados tras abandonar el nido algunos pocos meses más. También cabe reseñar que son monógamos, esto es, que se emparejan de por vida.

 

ALIMENTACIÓN

© José Luis Barros

Una alimentación amplia y variada es característica del cuervo.

 

La alimentación del cuervo es sumamente variada, pues puede comer de todo, desde carroñas, desperdicios, pollos y huevos procedentes del expolio de nidos e incluso semillas y algún vegetal. Es frecuente verlo en carreteras, y sus proximidades, aprovechando los restos de animales atropellados y donde más familiar nos resulte posiblemente sea en las proximidades de campings y lugares relativamente humanizados donde no duda en alimentarse de restos de nuestra propia comida, sin embargo, como buen córvido es muy desconfiado del humano y no se acercará demasiado a nosotros.

 

VUELO

© José Manuel Villaroya

Cuervo arrancando su vuelo.


El vuelo de este enorme pájaro es lento y suele intercalar aleteos con largos planeos, que el ave ejecuta gracias a sus largas alas apuntadas y a su cola en forma de cuña.

 

CANTO

© José Luis Barros

Cuervo marcando su territorio.

 

Su canto se compone de sonidos graves y roncos que se pueden escuchar a gran distancia y posiblemente sea el córvido más fácilmente identificable por su canto, aunque es sabido que también puede imitar otros sonidos incluso a los humanos.

 

EL CUERVO EN LA SIERRA DE BAZA

© Franco Folini
Curioso, al tiempo que muy desconfiado ante el hombre, los contactos visuales de aproximación con el cuervo no son fáciles
.

 

El cuervo se encuentra presente en la Sierra de Baza y, aunque no es abundante, si podremos observarlo en las zonas más bajas, siempre cerca de las majadas de ganado o cortijos dónde la presencia humana sea más o menos habitual, ya que no dudará en aprovechar nuestro restos de comida y basura, por lo que conviene hacer un llamamiento a todos los que utilizamos este extraordinario espacio natural para que nunca dejemos restos de comida en nuestros paseos o actividades, pues podríamos interferir de manera seria en el desarrollo natural de su naturaleza y vida salvaje.

 

© Texto: Juan Antonio Dengra Martínez
Monitor de educación ambiental y guía local en el Altiplano de Granada
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Tlf. 653416330