EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 253 JULIO 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

EL ZARCERO COMÚN (Hippolais polyglotta)

 

© José Luis Martín

Ejemplar adulto de Zarcero común 

 

FICHA TÉCNICA 

Orden: Passeriformes

 Familia: Sylviidae

 Especie: Hippolais polyglotta

 Estatus: especie catalogada de interés especial.

 Longevidad: pueden vivir hasta 5 años.

 Peso: 15 gramos aproximadamente.

 Envergadura: con las alas abiertas pueden medir alrededor de 20 cms.

 Longitud: 14 cms. aproximadamente.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIE


El zarcero común tiene el plumaje de las partes superiores pardo oliváceo uniforme y el de las inferiores amarillo en una variada gama de tonos. A partir de la base de la mandíbula superior y por encima de los ojos cruza una estrecha línea amarilla. La cola y las plumas primarias y secundarias de las alas tienen color ligeramente más oscuro.

 


© Juan Cubero

Imagen de un ejemplar de Zarcero común en el momento justo de ejecutar su reclamo.

 

Las patas son variables desde el pardo rosado hasta el pardo grisáceo. El pico, muy largo y ancho en la base si lo comparamos con el de otros sílvidos, es de color pardo oscuro en la mandíbula superior y amarillento en la inferior con el interior de la boca de brillante coloración anaranjada, fácilmente visible cuando el pájaro canta. El iris de los ojos es pardo oscuro. Los jóvenes zarceros se parecen a los adultos en el plumaje de la espalda, pero en las partes inferiores hay apenas una ligera coloración amarilla, más bien beige claro. No hay diferencia apreciable en el plumaje de machos y hembras adultos. 

 


 

 © José Ángel Rodríguez

Foto-secuencia de una pareja de zarceros, que capta el momento preciso en el que el macho le proporciona comida a la hembra, una captura reciente de un insecto. Es la llamada ceba de cortejo. Posteriormente la hembra parece reclamarle al macho más comida y éste le enseña el pico abierto para demostrarle que ya no dispone de más alimento por el momento. 

 

 

 

El zarcero es un pájaro típico de la campiña Ibérica, habitando zonas arbustivas, laderas con matorral bajo, márgenes de caminos bordeados de árboles y muy a menudo no lejos del agua. Lugares encharcados, marismas y carrizales con matorral en las orillas, le atraen especialmente.

 

 

 



© José Cárceles Moreno

Imagen de un zarcero entre la vegetación que suele servirle de protección ante posibles depredadores.

 

Las hembras construyen el nido, siempre escoltadas por el macho, el material más utilizado es hierba seca fina con plumón vegetal y telarañas, forrado en el interior también con plumón, raicillas, pelo y pocas plumas que a veces faltan. Tiene forma de copa profunda y lo colocan normalmente aprovechando una horquilla de una rama fina y a una altura del suelo variable entre 1 y 2 metros. La puesta normal es de 3 huevos, Solamente la hembra incuba y lo hace durante 12-13 días. Los pollos al nacer carecen de plumón y tienen el interior de la boca de color amarillo muy vivo con dos puntos oscuros en la lengua. Las comisuras del pico son amarillas muy pálidas. Ambos adultos los atienden. A las dos semanas salen del nido los jóvenes y quedan ocultos entre la vegetación, llamando continuamente para que los adultos los localicen.

 

 

 



© Agustín Povedano

El zarcero común se suele posar en las ramas de las zonas arbustivas, a la espera de capturar insectos.

 

 

 

Se alimenta de semillas y pequeños insectos que captura entre la vegetación espesa, aunque también arranca las bayas de las ramas en otoño.


Su canto es variado, es capaz de imitar el canto de otras aves y su vuelo es bastante débil, con aleteos rápidos y por lo general recorre distancias cortas.

 

 

 

EL ZARCERO COMÚN EN LA SIERRA DE BAZA

 


 

© Juan Cubero

Un ejemplar de zarcero común en el momento de acercarse a un estanque lleno de agua para beber y limpiar su plumaje en verano.

 

 

 

Es un ave migradora que en mayo ya está sobrevolando la Sierra de Baza y que buscará un lugar cerca de arroyos para instalarse y hacer su nido, será a finales de agosto cuando comenzarán a regresará al África tropical donde pasa el resto del año. Su población en la Sierra de Baza puede ser localmente abundante, aunque debido a su timidez y su pequeño tamaño, puede resultar difícil de observar, no hay que olvidar su nombre común (zarcero) hace referencia a la preferencia por los arbustos (zarzas) como lugar donde suele refugiarse; mientras que el nombre científico (polyglotta) hace alusión a su variado canto, capaz de imitar el canto de otras aves.