EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 213 –  MARZO 2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

 

© Agustín Orduña
Colotis evagore (Mariposa del desierto)


Arrancamos el año con una nueva sección en nuestra Revista Digital que va a estar dedicada a las mariposas diurnas de la Sierra de Baza y su entorno geográfico más próximo, las que vamos a ir conociendo de la mano de Agustín Orduña y que nos da unas pinceladas sobre en qué va a consistir su trabajo, también en una aproximación al mundo de las mariposas, que nos servirá de ayuda para la mejor comprensión de las fichas técnicas que se van a ir publicando de las distintas especies que se van a tratar.

La Asociación Proyecto Sierra de Baza

 

Una aproximación a las mariposas diurnas presentes en la Sierra de Baza y su entorno más próximo se va a ir dando a conocer en estas fichas, que vamos a ir publicando mensualmente, que contendrán información para identificar la especie de mariposa de que se trate, su distribución, periodo de vuelo, dimorfismo sexual y biología. Esta información vendrá ilustrada con fotografías de la especie, de su hábitat, plantas nutricias y otros estados que se puedan dar a conocer, todos ellos identificados y fotografiados en el Parque Natural y en los terrenos de nuestra Hoya de Baza, ambos en la provincia de Granada.

Las mariposas se encuentran entre los insectos mas coloridos y bellos de nuestro planeta, que junto a su peculiar ciclo reproductivo y biológico, nos han estimulado para dedicarles una atención preferente y producir estas fichas que esperemos sea del agrado de todas aquellas personas amantes de la naturaleza.

 

LAS MARIPOSAS DIURNAS DE LA SIERRA DE BAZA Y SU ZONA DE INFLUENCIA

 

La biodiversidad de la Sierra de Baza y su zona de influencia (la Hoya de Baza) es riquísima, por no decir que única, en insectos. Dentro de este amplio grupo, uno de los más típicos y visibles son los lepidópteros (LAS MARIPOSAS).

Las presentes fichas se centran en el estudio de los lepidópteros, más conocidos como “MARIPOSAS”, un grupo de insectos caracterizados por tener dos pares de alas, que al igual que el cuerpo, están cubiertas por finas escamas. La boca está formada por maxilas, es decir un tubo largo enrollable, la espiritrompa. Pero mientras las mariposas tienen su aparato bucal como chupador lamedor, las larvas u orugas lo tienen masticador, lo que produce regímenes alimenticios muy distintos en larvas e imagos.

 


© Agustín Orduña
Reverso de una mariposa

 

Es característico su ciclo vital en el que sufre una metamorfosis completa.  Se inicia con el huevo, del que surge una larva de diversos colores según la especie, que crece y da lugar a la pupa o crisálida; se produce la metamorfosis y de esa crisálida con el tiempo acaba saliendo una preciosa mariposa o imago.

Como los demás insectos, las mariposas, en su fase de imago, poseen un esqueleto externo formado por numerosas placas de quitina, una sustancia dura y resistente. 

Como la mayoría de los insectos, las mariposas adultas presentan las siguientes características: 

-    Cuerpo dividido en cabeza, tórax y abdomen. 
-    Del tórax surgen las patas (tres pares) y las alas (4 alas). 
-    De la cabeza surgen dos antenas. 
-    El abdomen alberga la mayor parte de los órganos vitales, y también el aparato reproductor. 

 


© Agustín Orduña
Anverso de una mariposa

 

Metamorfosis

-    Todas las mariposas diurnas presentan un ciclo vital idéntico en los aspectos principales: la hembra de la mariposa, después de la fecundación pondrá varios cientos o miles de huevos sobre la planta de la cual se alimentarán las orugas (plantas nutricias).
-    Al nacer éstas se alimentarán vorazmente y tras un período variable de crecimiento, se convertirán en crisálidas, que realizara su metamorfosis hasta que la mariposa adulta rompe la envoltura, sale al exterior con sus alas dobladas en múltiples capas. 
-    Mediante la contracción de su abdomen impulsa su hemolinfa (“sangre”) por las venas o nervios alares produciendo el despliegue de las alas. 
-    Después de esto emprende el vuelo en busca de pareja con quien aparearse, lo cual puede durar según las especies desde unos días a varios meses. 

Para la correcta identificación de nuestras mariposas, se hayan agrupadas en varios grupos taxonómicos, que describimos someramente a continuación: 


Hespéridos


© Agustín Orduña
Pyrgus alveus  (Ajedrezada Serrana)


Son mariposas pequeñas y poco vistosas, de colores apagados, frecuentemente pardas o grises, a semejanza de las polillas. De vuelo rápido y alterno, tienen las antenas muy separadas entre sí, a diferencia del resto de las mariposas diurnas, y su tórax es robusto. 


Licénidos


© Agustín Orduña
Aricia montensis  (Morena Serrana)


Son mariposas pequeñas y de color a menudo azul brillante los machos y pardo las hembras (algunas especies presentan otros colores: verde, anaranjado, etc.). En el reverso de las alas, a menudo blanco, presentan múltiples puntos, útiles en su identificación. Muchas especies son casi idénticas entre sí. 

Son abundantes generalmente, y en verano se las encuentra en grandes grupos posadas alrededor de charcos y sobre excrementos de animales. 

Las larvas de algunas especies poseen unas glándulas secretoras de “miel” en su abdomen que son de gran atracción para ciertas especies de hormigas, conviviendo estas con la larva la que llegan en algunos casos a transportar cerca de sus hormigueros, cuidándolas durante el invierno hasta que crisalidan y alimentándolas con plantas o incluso, posteriormente, con las propias ninfas de la hormiga. Esta simbiosis se denomina mirmecofilia. 

En la fase de transición entre alimentación vegetal y carnívora, no es raro el canibalismo. 

 

Satíridos


© Agustín Orduña
Melanargia occitanica (Medioluto herrumbrosa)


Estas mariposas son de talla mediana, algunas grandes, sus alas suelen ser de color sombreado o marrón, variando desde el negro al leonado y beige-amarillo. A menudo prefieren áreas secas y con poca vegetación. 

 

Ninfálidos


© Agustín Orduña
Lasiommata megera  (Saltacercas)


Estas mariposas son de tamaño mediano, alguna grande, y colores vistosos (a menudo naranja alternando con negro), tienen su par de patas delantero más corto que los otros dos. 

 

Piéridos


© Agustín Orduña
Colias crocea  (Canario azufrado)


Son mariposas de tamaño mediano y alas casi siempre blancas o amarillas. La familia incluye por ejemplo la desconocida Euchloe bazae bazae, o “mariposa de Baza”, también conocida como “puntaparda verdosa”.

En algunas especies, las larvas se relacionan con hormigas, al igual que los licénidos.

 

Papiliónidos


© Agustín Orduña
Parnassius apolo filabricus  (Apolo)


Estas mariposas son grandes y vistosas. Sus alas presentan en general manchas rojas sobre fondo amarillo o planco. De apariencia muy variable, algunas presentan “colas”, prolongación de las alas posteriores, como la mariposa macaón (Papilio machaon). 


Agustín Orduña
Fotógrafo de Naturaleza