EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 213 –  MARZO 2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

En la última junta celebrada, el 26 de noviembre, se negaban estas plagas

 

© Proyecto Sierra de Baza

Mesa de la última Junta Rectora con la asistencia de la Delegada Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio Inmaculada Oria.

 

 

Si en la reunión del Pleno de la Junta Rectora celebrado en Baza el 26 de noviembre de 2015 se negaba que los pinos del pinar oromediterráneo estuvieran afectados por las plagas de muérdago y procesionaria, llegándose a decir por el Director Conservador, César Córdoba, sobre la última, que entre una escala de 0 a 5 tenían un grado de “0”, impidiendo se propusieran medidas para actuar y proteger a estos endémicos pinares, las evidencias presentadas desde Proyecto Sierra de Baza en las fechas posteriores, también la iniciativa del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía, que pidió la comparecencia del Consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, para que informara de las medidas que pensaba tomar su Consejería para proteger los endémicos pinos silvestres de la Sierra de Baza, ante las constatadas plagas de procesionaria y muérdago que les afectaba, ha permitido un percepción diferente de esta problemática.

De modo que si como venimos comentando en noviembre de 2015 se negaba esta problemática, que afecta a nuestros más endémicos pinos, que estaban muriendo en un número preocupantemente alto (puede ampliarse información AQUÍ), la percepción de la Junta Rectora de esta problemática ha variado y tras el informe, dentro de la propia Junta Rectora, de los técnicos de plagas de la C.M.A. Antonio Muñoz y Juan Sánchez, que asistieron como invitados a la reunión de la Junta Rectora y el debate previo entre los miembros de la misma, en el que se puso  de manifiesto la gran incidencia que las plagas de procesionaria y muérdago están teniendo, sin duda coadyuvas por las altas temperaturas registradas en el último invierno, siendo especialmente preocupante la expansión que está registrando la plaga de muérdago (Viscum album) en zonas como el entorno de la Canaleja Alta y especialmente el Barranco de la Fonfría, donde se localiza el popularmente conocido como Pino de la Señora, hasta el punto de que afecta ya a más del 90 % de la masa de estos pinos, por lo que se hace necesario tomar medidas de tratamientos silvícolas para el control forestal del muérdago y la naturalización de la masa forestal del pinar de reforestación, la que más está sufriendo los problemas de la plaga de la procesionaria.

 

Medidas propuestas por la Junta Rectora

 

© Proyecto Sierra de Baza

Pino gravemente afectado por el muérdago en la zona del Barranco de La Fonfría. Fotografía tomada el 29/12/2015.

 

Por el presidente de la Junta Rectora, Felipe Pascual, se señalaba como “aunque no es preocupante la situación que presentan los pinares de la Sierra de Baza en estos momentos, y se espera que los montes afectados puedan recuperarse de forma natural, un principio de precaución en la gestión forestal, hace necesario que propongan una serie de medidas silvícolas para contrarrestar estas plagas y sus efectos, particularmente en la zona del pinar oromediterráneo, donde se localizan los endémicos pinos silvestres de la Sierra de Baza, que deben de ser objeto de una especial protección y medidas”. Acordándose por la unanimidad de la Junta Rectora, proponer a la C.M.A. que afronte a lo largo de este año 2016 una serie de medidas preventivas y paliativas en el Parque Natural Sierra de Baza, y en concreto:

Aclareos en los pinares de reforestación, favoreciendo su regeneración natural y su evolución hacía un bosque mixto de coníferas y frondosas.

Actuación prioritaria en la zona del pinar oromediterráneo, para control de la procesionaria.

Control del muérdago, especialmente en los pies singulares y zonas del pinar oromediterráneo, de modo que se vigile que presentan muérdago los pinos de este piso bioclimático y en los que se detecte se elimine manualmente  mediante la corta de la rama afectada.

Por los técnicos de plagas, Antonio Muñoz y Juan Sánchez, también se informó que a lo largo del año 2016 se quiere actuar para el control del muérdago en toda la zona del Barranco de la Fonfría, donde está la masa de pinar más afectada por esta plaga, para lo que se van a eliminar y sacar de la zona los árboles que presenten un grado de infestación muy alto, al tiempo que se quieren tomar otra serie de medidas para el control de la plaga de muérdago en esta zona del Parque, que admitieron se había disparado hasta unos límites muy altos, por lo que se hacía necesaria la actuación forestal en esta zona.