EDICIÓN MENSUAL - AÑO XIX
Nº 220 –  OCTUBRE  2017
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Por Agustín Orduña

 

 

Conocida popularmente como Mariposa del Desierto y también como Blanca de la Alcaparra, es una especie de pequeña envergadura (15 a 20  mm.) Es una mariposa africana que no hace más de 20 o 30 años llego a Andalucía oriental, formando núcleos poblacionales estacionales que en determinados lugares duraban algunos años, para desaparecer después otros periodos similares de tiempo (tres o cuatro años), y volver a reaparecer de nuevo a partir de individuos migradores.

En la actualidad se han establecido de forma permanente en diversas localidades del sur, probablemente debido al calentamiento global.

 

DESCRIPCIÓN

 

 

En el anverso de sus alas y en la zona marginal, se adorna perimetralmente con una especie de aureola de color negro.

Conforme nos acercamos al ápice del par delantero por el anverso sus alas, éstas se hacen anaranjadas.

El diseño que se produce es bastante curioso al llegar al ápice, y como si de un ave se tratase, nos muestra sus plumas, que si lo podéis observar, plumas son las que se dibujan en color anaranjado.

Las hembras: Tienen un mayor número de escamas negras y los puntos negros del margen de las alas más nítidos, la zona apical mas roja y de mayor tamaño. Su perfil es mas estilizado y redondeado,   … mas femenino.  Mientras que en …

Los machos: Tienen el dorso de las alas anteriores blanco con manchas negras y zona apical amarilla; No presentan punto negro del borde de la celda discal en las alas anteriores.

Su estado de conservación no reviste preocupación y no se encuentra incluida en la Lista roja de la UICN ni en el Atlas y libro rojo de los invertebrados amenazados de Andalucía

Clasificada como Vulnerable e incluida en el Libro Rojo de los Lepidópteros Ibéricos

 

CICLO BIOLÓGICO

 

 

Se trata de una especie trivoltina.

La 1ª generación puede aparecer ya en marzo si el tiempo lo permite.

Vuela desde Junio a noviembre, siendo la última generación más pequeña con las manchas negras más pequeñas.

La hembra se introduce entre la planta y deposita sus huevos individualmente sobre casi cualquier soporte, pero prefiere las ramas secas de la propia planta. Las orugas son de color variable desde tonos verdosos a marrones y, si las condiciones son favorables, se desarrollan con rapidez para producir la crisálida en menos de un mes. La crisálida puede aparecer sobre las ramas y hojas de la planta, donde es muy críptica, pero las orugas otoñales, cuando las temperaturas descienden, tienden a crisalidar bajo las hojas secas de la planta en un intento frustrado de hibernación, en nuestra zona.

La oruga efectúa cuatro mudas.

No soporta las bajas temperaturas por lo que el ciclo completo sólo lo realiza en la Comarca de la Costa.

Como es una gran miradora es por lo que la vemos sobrevolar y alimentarse en la zona del humedal del baico en de la provincia de Granada, durante el mes de Agosto y Septiembre y siempre asociada a su planta nutricia la alcaparra y la Dittrichia sp.

 

ALIMENTACIÓN

 

Flor de la alcaparra (Capparis spinosa)

 

La planta nutricia de la Colotis evagore es la alcaparrera (Capparis spinosa)

 

HISTORIA MIGRATORIA

 

Es una especie ibero-magrebí que también se extiende por el suroeste de Asia. En ciertos años aparece por zonas interiores de Andalucía y Levante, con poblaciones residentes todo el año en áreas costeras desde Murcia hasta Cádiz. Como ya se ha comentado, sólo aparece en la Sierra de Baza en los años en que la densidad de las poblaciones costeras induce una expansión poblacional hacia el interior. Más frecuente en el extremo suroriental, y ampliamente observada en la zona del humedal del Baíco.

La especie sólo aparece ligada a su planta, que se da en hábitats de tipo xerófilo con sustrato arcilloso y margoso, a menudo rico en yeso, donde crece poca vegetación. Desde zonas bajas hasta 1.200 m. Es importante la presencia de Dittrichia sps. ya que es una fuente de néctar muy valiosa para el asentamiento de estas poblaciones ocasionales.

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

 

Vista del anverso de las alas de la Mariposa del Desierto

 

Esta especie, a punto de extinguirse, ha experimentado expansión, colonizando nuevos territorios y aumentando el número de sus poblaciones. El calentamiento global está afectando especialmente a la Península Ibérica y es posible que el proceso de progresiva desertización del sur sea ya una realidad. Esto permitirá a muchas especies africanas, cruzar el charco y colonizar nuestra tierra. El proceso ya ha comenzado y la Colotis evagore es una prueba de ello.

Su presencia en el Parque Natural de la Sierra de Baza, es ocasional, y no se  han detectado orugas, porque es una especie muy termófila y estas odian el frio y no soportan las bajas temperaturas. A menos de 10 grados sobre cero, sobreviven pocas.

 

Vista del reverso de las alas de la Mariposa del Desierto

 

Fuentes: Biodiversidad virtual, Wikipedia, WasteMagacine, Mariposas por la vida – en memoria de Gabino Martin. Asturnatura,  Junta de Andalucía.

Agustín Orduña

Fotógrafo de naturaleza