EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXI
Nº 242 –  AGOSTO 2019
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Supone un efectivo e importante paso para la protección de esta endémica especie, también de su hábitat natural, en la Hoya de Baza

 

© Agustín Orduña

Los tonos amarillentos azufrados de esta especie, son muy característicos de la misma, de donde toma uno de sus nombres populares: azufrada ibérica.

 

Desde al menos el año 2011, venía demandado nuestra asociación PROYECTO SIERRA DE BAZA, que la llamada Mariposa Baza, también conocida como Azufrada Ibérica y Puntaverdosa, fuera declarada “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN”, estimándose como insuficiente para su efectiva protección la calificación de VULNERABLE, que hasta ahora ostentaba (puede ampliarse información pulsando AQUÍ).

La mariposa Euchloe bazae fue descubierta para la ciencia por un entomólogo italiano llamado Fabiano en 1993 en España, teniendo lugar lo que se ha calificado como “el descubrimiento faunístico más sorprendente de cuantos han acontecido en Europa en los últimos años” (MUÑOZ SARRIOT-1995).


La originaria localización de esta especie, lo fue en algunos terrenos esteparios de la Hoya de Baza, siendo su planta nutricia la llamada oruga blanca (Eruca vesicaria). Posteriormente a la localización de esta especie en la Hoya de Baza, se ha encontrado otra subespecie en Los Monegros (Aragón), la que tiene otra planta nutricia, el asperón o asperillo (Boleum asperum). Una y otra población se encuentran totalmente aisladas, formando dos poblaciones diferenciadas. Las poblaciones en el norte de la Península Ibérica, en la zona de Los Monegros (Aragón), que es denominada como Euchloe bazae iberae  y en el sur de España, que es la que se localiza en nuestra zona, que es denominada Euchloe bazae bazae. Se trata por tanto de un endemismo local, cuya única área de localización mundial es aquí, y además, tan solo en algunas concretas zonas de la Hoya de Baza en la provincia de Granada.

Por Orden de 8 de abril de 2019 del Ministerio para la Transición Ecológica, publicada en el Boletín Oficial del Estado de 5 de julio de 2019, a cuya resolución completa puede accederse pulsando AQUÍ, se modifica el anexo del Real Decreto 139/2011 que desarrolla el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas, para incluir en estos registros a 27 especies de fauna y flora amenazadas en España, entre ellas la Euchloe bazae, con la categoría de “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN”, lo que pasa a otorgarle una máxima protección a esta mariposa.

De esta forma, el Gobierno aumenta el nivel de protección legal de estas especies, tal y como se recoge en la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad para aquellas especies de fauna y flora que, por su valor ecológico, singularidad, rareza, o grado de amenaza, o por estar incluidas en tratados internacionales o normas comunitarias, deben ser objeto de una atención especial y requerir medidas de conservación activas.

En este sentido, hay que destacar que la inclusión de una especie en este listado y catálogo obliga a las administraciones a realizar un seguimiento de su estado de conservación y de las amenazas que les afectan. Para las especies incluidas en el catálogo, además, se deben ejecutar planes concretos de actuación para su conservación o recuperación, lo que va a suponer una serie de efectivas medidas colaterales para la protección de estos castigados hábitats de la Hoya de Baza en los que se localiza esta especie.

 

La protección penal de la Mariposa Baza y sus hábitats naturales

 

© José Ángel Rodríguez

Uno de los hábitat de localización de la Euchloe bazae en la Hoya de Baza (Granada).

 

La declaración de la Mariposa Baza como especie protegida “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN”, no solo va a ir acompañada de una serie de medidas administrativas, sino que desde la entrada en vigor de este BOE que lo fue al día siguiente de su publicación el pasado 5 de junio, como dispone la Disposición Final Única, sino que también tendrá una especial transcendencia en penal, ya que la caza, adquisición, posesión o captura de los ejemplares de esta especie pasa a estar tipificada como delito contra la fauna silvestre del artículo 334 del Código Penal, castigado con pena de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 8 a 24 meses y en todo caso inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio de la caza y pesca. Pena que también se impondrá a quienes destruyan o alteren gravemente su hábitat, lo que transciende en una efectiva protección de los ecosistemas de la Hoya de Baza en que se localiza esta especie. Un ecosistema que venía siendo atacado y arrasado con total impunidad hasta ahora, una situación que ha revertido con la protección de esta endémica mariposa, en cuyo vuelo va a estar la futura salvación de la Hoya de Baza.

A destacar que el número 2 del citado artículo 224 del Código penal contempla que la pena se impondrá en su mitad superior si se trata de especies o subespecies –como ocurre con la Euchloe bazae- catalogadas en peligro de extinción.

Una medida muy positiva y espera, que celebramos de un modo especial desde Proyecto Sierra de Baza.