EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXII
Nº 254 AGOSTO 2020
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

 © José Ángel Rodríguez

Detalle de las flores y hojas del lirio morado, una planta que florece coincidiendo con la Semana Santa, por lo que ha sido muy utilizada como flor religiosa.

.

También conocida con los nombres de Lirio azul, Lirio cárdeno, Lirio común y Lirio Pascual, en alusión a su uso durante la Semana Santa.

El Iris germanica es una especie perteneciente a la familia Iridaceae, siendo la variedad de jardín más común de los iris barbados. Es una planta bulbosa, con firma rizomatosa, perenne, de fácil reproducción por división de sus rizomas, que crece en cualquier tipo de suelo. Posee una altura que puede ir de los 60 a 90 centímetros aproximadamente, careciendo de tallo, aunque suelen aflorar del suelo sus bulbos rizomatosos, tomando su porte de las hojas de color verde oscuro, que posee esta planta, las que son bastantes largas y lineales pudiendo alcanzar hasta 40 centímetros de largo y entre 3 y 5 centímetros de ancho, poseyendo una forma parecida a una espada.

El nombre genérico de Iris, hace alusión a la diosa griega iris, mientras que el nombre específico (germánica) hace alusión al epíteto geográfico que alude a su localización en Germania.

En la Sierra de Baza podemos encontrarlo naturalizado en antiguas huertas y en las proximidades de algunas aldeas, donde se plantaba con fines ornamentales.

 

Usos etnobotánicos

 

 © Hermann Falkner

Lirio morado naturalizado

 

El principal uso de esta planta es ornamental, como flor cortada, especialmente con fines religiosos, aunque también se han citado varias propiedades medicinales de esta planta, como son para el uso el uso de cataplasmas realizadas con sus rizomas, la que se ha utilizado para combatir las verrugas. De esta planta también se obtiene un aceite que sirve como relajante para el cuerpo y además reduce notablemente las inflaciones en caso de golpes fuertes.

Otros usos de estas cataplasmas han sido aplicándola en quemaduras, úlceras, marcas de la piel y pecas, mientras que sus flores se han utilizado en infusión, como tisana, con fines relajantes.