EDICIÓN MENSUAL - AÑO XXIII
Nº 262  ABRIL 2021
SI DESEA SUSCRIBIRSE HAGA CLICK AQUÍ

 

Ha hecho más de un año ya desde que se presentaron alegaciones a esta iniciativa, que pretendía contribuir a hacer efectiva realidad el deseable desarrollo sostenible de este espacio protegido, permaneciendo el proyecto en el mayor olvido

 

© Proyecto Sierra de Baza

Paisaje de Las Juntas de Gor, uno de los principales núcleos de población habitados del Parque Natural Sierra de Baza.

 

PSB 01/02/2021

En el BOJA de 19 de diciembre de 2019 abría un plazo de información pública para presentar alegaciones al Borrador del II PDS del Parque Natural Sierra de Baza, un instrumento normativo que persigue -según su propia exposición de motivos- una serie de objetivos generales, como son los de Propiciar la conservación de los recursos naturales; potenciar el sector turístico y los productos asociados al territorio como activo económico; divulgar y promover acciones orientadas a la participación social; impulsar las estructuras productivas asociadas al empleo; fomentar y recuperar las infraestructuras, equipamientos y servicios básicos; y, mejorar la comunicación y la coordinación interinstitucional entre la administración y la ciudadanía.

Objetivos generales que se pretenden conseguir con unas serie de líneas de actuaciones “acercando su contenido  a la realidad física y social del entorno haciendo especial hincapié en aquellos aspectos cuya realidad ha cambiado para favorecer la permanencia y no el despoblamiento de ciudadanos que habitan los municipios que integran el Parque Natural Sierra de Baza”.

 

Proyecto Sierra de Baza presentó alegaciones al Borrador del II Plan de Desarrollo Sostenible

 

© Proyecto Sierra de Baza

Construcciones tradicionales en el Parque Natural Sierra de Baza, en manifiesto riesgo de desaparecer a corto plazo.

 

En su momento presentó nuestra asociación, Proyecto Sierra de Baza, alegaciones al Borrador del II Plan de Desarrollo Sostenible del Parque Natural Sierra de Baza, de lo que puede ampliarse información pulsando AQUÍ, pero ha pasado ya más de un año y nada se ha avanzado al respecto y deseado, al tiempo que necesario, Plan de Desarrollo Sostenible para la puesta en valor de este territorio, dentro de un desarrollo sostenible, sigue bloqueado y lo que es más grave, rigoristas y absurdas restricciones normativas siguen lastrando el desarrollo sostenible de este territorio. Unos retos que nos prometió afrontar la nueva administración autonómica, pero nada se ha resuelto, ni se ha avanzado al respecto y más cuando por Decreto 199/2006, de 7 de noviembre, se aprobó y ejecutó un I PDS del Parque Natural Sierra de Baza, que ningún reflejo económico ni social, real y palpable, ha tenido en los municipios de su zona de influencia, mucho menos en el ámbito del Parque Natural Sierra de Baza, un  territorio marginado, poco conocido y poco visitado, mucho menos promocionado, donde y imperan las absurdas y rigoristas prohibiciones, que hacen la vida muy difícil, por no decir literalmente imposible, a las personas que quieren vivir allí, rehabilitar sus históricas viviendas o desarrollar, en suma, alguna actividad económica o de desarrollo sostenible, lo que debe de ser el objetivo prioritario del anunciado y esperado II Plan de Desarrollo Sostenible, el que está quedando en una promesa más incumplida con este territorio, ante la falta de compromiso y de voluntad política de hacerlo una efectiva realidad, poniendo fin a las restricciones en los usos y aprovechamientos que ha supuesto que en el Parque Natural Sierra de Baza, hasta estado vigente hasta marzo de 2016 un Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), que no compagina la convivencia armónica y sostenible de los usos y aprovechamientos tradicionales, con la conservación y protección de los recursos naturales, olvidando que formamos parte de un ecosistema marcadamente mediterráneo, donde los montes y los aprovechamientos asociados a los mismos, estando los ecosistemas mediterráneos en gran medida modelados por la larga e intensa influencia antrópica y todos estos montes, lo que ahora se denomina Parque natural Sierra de Baza, no son entendibles sin la presencia humana, a la que ahora se quiere expulsar de este territorio, con grave contradicción con las aspiraciones normativas con las que se presentan todos estos instrumentos públicos, que enfatizan sobre el desarrollo sostenible del parque Natural Sierra de Baza, pero no contribuyen a poner las base para hacerlo efectiva realidad.