Edición Mensual - año XII - Nº 129 – Marzo 2010

 

| contacto |   | suscripción gratuita |                                    

asociación

actividades

agenda

enlaces

Mapa

 

 Secciones

   

LOS ÁRBOLES TRASMOCHOS DE LA SIERRA DE BAZA Y SU IMPORTANCIA ECOLÓGICA

© Proyecto Sierra de Baza

Ejemplares trasmochos de álamo negro (Populus nigra), en la zona del Arroyo Bodurria. Paraje del Bosque de los Álamos Centenarios.

Los llamados árboles trasmochos son el resultado de la actuación humana que ha llevado a cabo un particular estilo de poda sobre estos árboles, a los que ha venido cortando de forma periódica el ramaje que nace del extremo de su tronco para producir leña, forraje y, en algunos casos, frutos. Es por ello por lo que suelen tener un grueso tronco, de poca altura, del que nacen las ramas principales que conforman la copa.

Este aprovechamiento agroforestal ha sido realizado por el ser humano desde siglos ya que permite incrementar la producción vegetal al tiempo que los brotes permanecen más allá del alcance de los herbívoros silvestres y domésticos.

Su empleo histórico ha sido tan extendido que en amplias regiones europeas los árboles trasmochos son un elemento esencial del paisaje rural y como tales están comenzando a reconocerse en la legislación y normativa ambiental de muchos países europeos, donde especies como robles, arces, hayas, olmos, fresnos, chopos, sauces, abedules, castaños, moreras, tilos y otras especies de hoja caduca en su forma trasmocha han formado parte de los setos, prados arbóreos y riberas de las campiñas atlánticas y centroeuropeas.

En los últimos años un importante movimiento en favor de estos árboles está emergiendo en toda Europa, con más fuerza en países como Francia, Reino Unido, Suecia o Noruega, donde corren peligro de desaparecer estos singulares seres, motivado ello, principalmente, por las concentraciones parcelarias asociados a los programas de intensificación agraria aplicados en las últimas décadas, que han supuesto la eliminación de millones de kilómetros de los setos arbolados, muchos de ellos ejemplares trasmochos, que orlaban los campos europeos. Con lo que, además de perderse un paisaje, han ido de su mano una cultura y unos ecosistemas agrícolas complejos.

 

Esta transformación sin precedentes, generó una conmoción social, especialmente importante en Francia, que desembocó en un activo movimiento que reivindica la defensa del paisaje rural tradicional. Con mensajes como el de que los setos de modo general, y los árboles trasmochos en particular, permiten favorece a la vida silvestre en los ecosistemas agrícolas. Aspecto notablemente a considerar en una época de imparable empobrecimiento de la biodiversidad y de simplificación en los procesos ecológicos.

El abandono de los aprovechamiento tradicionales de los árboles trasmochos durante décadas, ha motivado que buena parte de los árboles supervivientes presenten ramas de grosores y longitudes excesivas, que no pueden soportar el peso de la nieve, por lo que muchos son los que precisan de la escamonda o poda selectiva para rejuvenecerlos y equilibrar su estructura.

En algunos paisaje, como Bélgica, además de un activo movimiento asociativo en defensa de estos árboles, hay una destacable implicación desde las administraciones. Por un lado los sauces y fresnos trasmochos de sus campiñas gozan de protección en todo el país. Por otro, los Decretos del gobierno establecen medidas agroambientales que incentivan el cuidado de los trasmochos, a los que se añaden otras primas de conservación que conceden algunos municipios o los propios parques naturales.


En España, se han destacado dentro de este tipo de árboles trasmochos, a las choperas de cabeceros del sur de Aragón, y entre ellas la del Alto Alfambra, son un elemento destacado y singular, de las que se ha dicho que “su extensión y continuidad espacial, singularidad paisajística, la función ecológica y el valor cultural que representan son todo un compromiso para la sociedad y los responsables del patrimonio”. Estas mismas apreciaciones podríamos aplicarlas a los álamos trasmochos del arroyo Bodurria en el Parque Natural Sierra de Baza, donde se localizan excepcionales ejemplares de estos árboles, algunos de los cuales integran el llamado Bosque de Los Álamos Centenarios, aunque este tipo de árboles se extiende por zonas más amplias del Parque. Un ilustrativo ejemplar de estas características puede verse en la foto número 196, página 353, de nuestra publicación
Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza.

     | volver |

 

Fichas de Plantas. Etnobotánica de la Sierra de Baza. 

Cada mes una nueva ficha de plantas de la Sierra de Baza, con especial atención a su aprovechamiento y uso, desde siempre, por parte el hombre. .....

  

 Reportajes

El otoño en los Safaris Fotográficos de la Sierra de Baza.

El otoño en la Sierra de Baza a través de las imágenes captadas por los participantes en las dos últimas ediciones del Safari Fotográfico Parque Natural Sierra de Baza..... (... y otros reportajes)

 

 

 Fichas de fauna  de la Sierra de Baza.

Extensa e interesante colección de fichas de la fauna que habita en la Sierra de Baza (mamíferos, aves y anfibios)....

 

Web del mes

WEB DEL DEPARTAMENTO DE BIOLOGÍA VEGETAL DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA:

Completa y actualizada información sobre la riqueza vegetal de la comunidad andaluza, de la que destacamos la inclusión, en PDF,  de las publicaciones Flora Vascular de Andalucía Oriental (4 volúmenes) y Occidental (3 Volúmenes). Una auténtica biblioteca on line sobre la materia.....

 

 La Sierra de Baza

 

Municipios y aldeas del Parque

 

Lugares de interés del Parque

 

Fichas de fauna silvestre

 

Relatos y Leyendas de la Sierra

 

El Tiempo en Baza - Predicción

 

Safari fotográfico 2009

 

El hide de los arrendajos  
Guía para conocer y visitar el Parque Natural Sierra de Baza  
La Sierra de Baza en imágenes  
Curso on-line de fotografía de fauna salvaje   
 Una imagen y mil palabras    

 

 

 

 

Resolución de pantalla recomendada: 1024 x 768

Webmaster: Raúl García de Paredes Espín

Copyright © 1999-2010 Proyecto Sierra de Baza. Reservados todos los derechos

sierradebaza@gmail.com

Publicación 100 % No subvencionada y sin publicidad.