Valoraciones

 

 

 

  

VALORACIONES DE FRANCISCO MÁRQUEZ COMO MIEMBRO DEL IX SAFARI FOTOGRÁFICO PARQUE NATURAL SIERRA DE BAZA

 

En el jurado del IX Safari Fotográfico Parque Natural Sierra de Baza participó como miembro, en su condición de fotógrafo de naturaleza de reconocido prestigio, Francisco Márquez. A continuación transcribimos sus valoraciones del material presentado en el IX Safari fotográfico Parque Natural Sierra de Baza, los errores apreciados y sugerencias para mejorar la calidad de las imágenes presentadas.

Ante todo, deseo felicitar a los organizadores y participantes del IX Safari Fotográfico Sierra de Baza por el gran interés de esta iniciativa y por el éxito de asistencia y resultados fotográficos. Además, agradezco encarecidamente la amable invitación de José Ángel Rodríguez a formar parte del jurado y tener el privilegio de conocer personalmente a tantos amantes de la fotografía de la naturaleza desplazados a Baza durante el fin de semana del 22 al 24 de abril.

Como fotógrafo profesional y miembro del jurado me gustaría hacer algunos comentarios sobre los trabajos presentados al Safari, con la única intención de ser útil a aquellas personas interesadas en mejorar sus resultados. Como ocurre en este tipo de eventos, se aprecia siempre un acusado desnivel entre los participantes: algunos, pocos, dominaban aspectos técnicos complejos, mientras que la mayoría estaban en una primera fase de aprendizaje de lo más básico. Pero no hay ningún problema porque todos, absolutamente todos, hemos comenzado nuestra etapa de fotógrafos cometiendo errores y sólo la práctica y la paciencia nos hace mejorar.

He aquí algunos consejos que considero útiles:

Filtros

Estos accesorios son básicos en fotografía, no tanto para alterar la realidad sino más bien para corregir algunos problemas que surgen a la hora de captar la imagen en la película. Lo que pretendemos con su uso es ser fieles al motivo, para mostrarlo tal cual es. El filtro básico que no debe faltar en nuestra mochila es el polarizador, que tiene la finalidad de eliminar la luz polarizada que hay en el ambiente y conseguir que los colores de la naturaleza se manifiesten en su plenitud. También elimina reflejos (por ejemplo, en superficies de agua o en hojas), oscurece el cielo y resalta las nubes. Pero debemos ser cuidadosos con su uso. Como dispone de un anillo giratorio, podemos ver el resultado a través del visor de nuestra cámara antes de hacer la foto; a este respecto, evitemos saturar en exceso los colores, sobre todo el cielo, porque un tono demasiado intenso (oscuro) tampoco es muy natural. Y otra cosa fundamental: el mayor efecto del filtro polarizador se consigue situándonos en un ángulo de 90º respecto al sol.

Otro filtro muy interesante es el degradado de densidad neutra, que tiene como finalidad igualar la exposición de distintas partes de una imagen cuando hay un fuerte contraste entre las altas luces y las sombras. Por ejemplo: imaginemos que queremos fotografiar unas flores en una ladera en umbría con un paisaje iluminado detrás, utilizando para ello un objetivo angular. Si medimos la luz que tienen las flores en la sombra, el paisaje iluminado saldrá sobreexpuesto. Una solución es exponer al fondo iluminado y utilizar un flash electrónico para las flores, pero obtendríamos un resultado un tanto artificial. La solución es el uso del filtro degradado de densidad neutra, que reduciría la exposición de la parte más iluminada. Hay distintas graduaciones y los mejores son los cuadrados, que se insertan en un chasis delante del objetivo y pueden moverse en múltiples posiciones según las circunstancias. No recomiendo los circulares, que se enroscan delante del objetivo y nos limitan mucho a la hora de hacer nuestra composición. Sed cuidadosos también con el uso de este tipo de filtros cuando en vez del tono gris habitual es de color (tabaco, azul, etc.), porque a veces se añaden tonalidades un tanto artificiales a los cielos y se colorean cimas de montañas por un mal uso.

Finalmente, debemos llevar también filtros de corrección de color. Su finalidad es neutralizar tonalidades cálidas o frías para conseguir un resultado neutro lo más parecido a la realidad. Por ejemplo: si fotografiamos una cascada que está a la sombra en un día anticiclónico (cielo despejado), obtendremos una imagen con una intensa dominante azul debido a que el cielo, precisamente, se refleja en la cascada. Podemos solucionarlo fácilmente utilizando un filtro de corrección de color de tono naranja. Existen de distintas intensidades según las circunstancias. La marca alemana B+W dispone de una serie de estos filtros (llamados KR para los colores cálidos y KB para los fríos) muy asequibles de precio y de gran calidad.

Flash electrónico

Este accesorio es muy útil no sólo como fuente de luz principal a la hora de hacer una fotografía, sino como luz de apoyo o de relleno, para suavizar sombras intensas en una flor, en un animal, etc. Para ello, es recomendable reducir su potencia en -1.7 puntos de diafragma; de este modo, el destello resultante será muy leve, casi imperceptible, pero suficiente para reducir la dureza de una sombra. Es recomendable, además, situar un pequeño reflector delante de la pantalla del flash para difuminar aún más el destello y hacerlo más suave. En sustitución del flash, podemos llevar también al safari fotográfico un reflector casero construido con una cartulina blanca, papel albal de color plata, una plancha de poliespán (corcho blanco), etc, es decir, cualquier superficie reflectora que nos sirva para dirigir la luz hacia una sombra y suavizarla.

Composición

En la mayoría de los casos, es recomendable evitar situar el motivo principal de nuestra fotografía en el centro del encuadre, un error muy común cuando no se presta la suficiente atención. Es mejor ubicarlo en cualquiera de los cuatro puntos resultantes de la intersección de dos líneas imaginarias en sentido horizontal y vertical que se sitúan a un tercio de nuestro encuadre. O, lo que es lo mismo, en cualquiera de los dos cuadrantes superiores o inferiores de nuestra pantalla de enfoque. Estas posiciones dinamizan más nuestra composición.

A la hora de fotografiar flores se obtienen buenos resultados situarnos a su nivel y desenfocando el fondo, de forma que el motivo quede bien destacado en nuestra composición. Si fuera necesario, retiremos con mucho cuidado (nunca cortar) pequeños tallos detrás de la flor que nos estorben. Utilicemos un diafragma adecuado (cerrado) para mostrar los detalles más relevantes de la flor, pero con una profundidad de campo justa para mantener el fondo desenfocado. En esta situación, es útil el empleo del flash de relleno o de un reflector, para suavizar sombras.

Luz

Una regla básica en fotografía de la naturaleza es la de evitar fotografiar en horas centrales del día con cielos anticiclónicos, cuando el sol cae a plomo de forma cenital, imprimiendo un fuerte contraste a nuestras imágenes. Los mejores momentos son las primeras horas del día y las últimas de la tarde, cuando la luz es rasante y cálida; el resto del tiempo podemos emplearlo para localizar exteriores y estar preparados para cuando lleguen los mejores momentos de luz. En esas horas de luz más cálida, no empleemos películas que tengan también una tendencia a colores cálidos, porque entonces nuestras imágenes acusarán esa dominante.

Trípode

Es un accesorio imprescindible. Muchas de las fotografías que hacemos se malogran porque salen ligeramente trepidadas, lo que las hace inservibles para su publicación. Podemos suplirlo con objetivos que dispongan de estabilizador de imagen. Si no contamos con trípode en un momento dado y queremos asegurarnos de que nuestras fotografías no saldrán movidas, tengamos en cuenta esta sencilla regla a la hora de fotografiar con la cámara en la mano: la velocidad de obturación que empleemos no debe ser inferior a la distancia focal del objetivo que estemos utilizando. Por ejemplo, si tenemos puesto en la cámara un objetivo de 200mm, la velocidad en la cámara no debe ser inferior a 1/200 de segundo.

Enhorabuena a todos por vuestro interés en la fotografía y vuestro espíritu de superación. Estaré encantado de aclarar las dudas que os surjan a través de esta web de la Sierra de Baza.

Un saludo a todos,

Francisco Márquez