Valoraciones

 

 

 

 

 

 

  

VALORACIONES DE ROBERTO TRAVESÍ YDÁÑEZ COMO MIEMBRO DEL X SAFARI FOTOGRÁFICO PARQUE NATURAL SIERRA DE BAZA

 

 

En el jurado del X Safari Fotográfico Parque Natural Sierra de Baza participó como miembro, en su condición de fotógrafo de naturaleza de reconocido prestigio, Roberto Travesí Ydáñez. A continuación transcribimos sus valoraciones del material presentado en el X Safari fotográfico Parque Natural Sierra de Baza, los errores apreciados y sugerencias para mejorar la calidad de las imágenes presentadas:

 

Nadie es profeta en su tierra...  aunque a menudo hay excepciones. Y aquí hay una más: sinceramente, ha sido para mí todo un honor ser un miembro más del jurado de este decano concurso fotográfico. Además, un doble honor por ser la segunda vez que he sido invitado, aceptándolo con el mismo entusiasmo, ilusión y humildad que la anterior convocatoria. Aunque no lo hiciera públicamente para no extender el multitudinario acto de clausura, quiero agradecer nuevamente a la Asociación Proyecto Sierra de Baza y en su nombre al entusiasta e incombustible D. José Ángel Rodríguez su gentileza para con este granadino. Y aunque ya lo hiciera en la citada clausura, como no felicitar desde estas líneas tanto la presencia de todos los concursantes (que han hecho posible esta décima edición del Safari) como a la organización de la misma, que ha conseguido “perpetuar” este evento, consolidándolo (y no es nada fácil) más allá incluso de nuestra geografía provincial.

 

En primer lugar, quiero aclarar que afortunadamente no somos clónicos. En esta era de los sistemas informáticos (que han conseguido un elevado éxito dejando aparcados tantos procesos químicos -diapositivas en especial-), y aunque parezca evidente, todos los participantes han hecho imágenes diferentes de motivos idénticos (por ejemplo, no había ni una sola foto igual de la anciana señora sentada en el tranco de la puerta). Y por supuesto, el jurado no tenía los mismos criterios de valoración. Por que, ¿qué es el arte?. Algo subjetivo. Yo siempre he dicho que no tengo ni idea, sobre todo tras reiteradas contemplaciones de supuestas obras de arte realizadas por afamados e indiscutibles “fueras de serie” (Picasso, Dalí,... pero incluyendo tantos otros fotógrafos de reconocido prestigio). Y es que lo que para mi puede ser sensacional para otro puede no serlo (incluso puede calificarlo de pifia). Bien, toda esta parafernalia viene a cuento de la siguiente afirmación: esperamos que nadie se haya sentido ofendido o menospreciado en el trabajo realizado con motivo del evento fotográfico que nos ocupa. Nadie es quien para decir que la selección entregada “no vale un duro”. Hay muchas circunstancias alrededor de la misma que pueden influir decisivamente en el resultado final de cada una de las imágenes que allí observamos los miembros del jurado. Porque, entre otras cosas, no somos clónicos, como ya he afirmado. Por ello ruego que estas líneas sean tomadas como de apoyo y ánimo de superación a la actividad fotográfica realizada (siempre se puede mejorar una imagen); pero nunca como crítica ni comparativa que egoísta y altivamente afirme “yo lo hubiera hecho mejor de esta otra forma”.

 

Sentadas las bases para el siguiente comentario, entro a considerar PERSONALMENTE y desde el punto de vista profesional como he observado los trabajos expuestos. Pero que nadie piense que he sido duro o blando, que si las fotografías han sido realizadas por profesionales o por aficionados, que si son mejores las realizadas por réflex en vez de por compactas, etc. No, solo valorar las instantáneas según mis propios parámetros, y creo haber dejado suficientemente claro que estos son solo parámetros personales y por ello no acatables universalmente (no clónicos).

 

  • En lo que respecta a la organización, aplaudo en primer lugar la iniciativa otoñal de la convocatoria, que ni mucho menos resta interés por celebrarse en otra fecha estacional del año. A continuación, debo aclarar que he acatado las Bases del X Safari y por ello no voy a entrar a valorar las mismas a pesar de que algún cambio habría que introducir -en concreto en el hecho matemático de la multiplicación de ciertos objetivos- (aunque dichas reglas de juego deben ser las adecuadas cuando han estando funcionando tantos años). Solo resaltar un hecho que ha resultado nocivo de cara a la exposición pública de los trabajos, que no a la valoración del jurado: el formato 10x15 cm. de las copias a papel no es proporcional a los archivos fotográficos, con lo que ciertos motivos de algunas imágenes han sido literalmente amputados.

 

  • En cuanto a los participantes, el nivel es vario. Por ello solo resaltar tres aspectos:

 

    1. La actual edición ha apostado por las nuevas tecnologías. Todo un repertorio de avances que nos facilitan sobremanera tanto la consecución de las imágenes como la posibilidad de mejora de las mismas. Sin embargo, han sido frecuentes los ejemplos (fotografías) que nos hablan de lo contrario, como si del “viejo” proceso químico se tratase. Porque imagino que en el modo automático (también en el manual) habrán salido muchas instantáneas mal expuestas, siendo mejoradas a continuación con un nuevo disparo tras las correcciones oportunas. Esto no es apreciable en las copias expuestas, pero sí lo es el inadecuado encuadre (cortando incluso el motivo por un lateral de la imagen), la falta de foco en el motivo principal (el autofoco se ha ido al fondo, desenfocando enormemente dicho centro de atención), etc. La posibilidad de repasar el disparo realizado parece que no ha sido un recurso lo suficientemente efectivo como para elevar el listón de muchas imágenes.

 

    1. Aunque ya se ha citado en el punto anterior, la mediocre composición ha sido muy frecuente, inundando a la mayor parte de las fotografías. Y no se trata de gustos (personalmente acepto en mis imágenes contadísimos casos de motivos en el centro) ni de buscar la cuadratura del círculo llevando por ejemplo la regla de los tercios hasta extremos insospechados. Este hecho, evidentemente, ha devaluado muchas fotografías.

 

 

    1. También llama la atención, aunque han sido solo algunos casos aislados, la formación de bodegones previa corta de frutos y ramajes, que también han sido trasladados a espacios disonantes ajenos a las especies en cuestión. No se puede aceptar este tipo de amputaciones de la Naturaleza, independientemente de que los frutos finalmente cayesen al suelo o de que se estuviera o no en espacio protegido alguno. Precisamente Proyecto Sierra de Baza destaca por ser una asociación amante de la Naturaleza que impregna con sus acciones el amor y el respeto que el hombre debe tener para con ésta, sin olvidar que la obra del Creador está también a nuestro servicio (por ejemplo, el safari se realiza, por diversas razones, en vehículo contaminante por los carriles de la Sierra en vez de realizarse a pie o en bicicleta). Por ello, las imágenes que no han aceptado esta premisa (por cierto hecha pública con anterioridad al inicio del safari) han sido sencillamente anuladas, puntuadas con un rotundo cero.

 

Por último y agradeciendo de nuevo la oportunidad de manifestar mis ideas como jurado de este digno Safari, termino siendo de nuevo sincero: ya me gustaría haber hecho algunas de las imágenes que allí contemplé, es decir, HABÍA CALIDAD. Quedando a vuestra disposición (r.travesi@terra.es), recibid un cordial saludo naturalista.

 

Roberto Travesí (Granada)