REPORTAJE

 

 

| Ir a página principal |

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HACIA LA RESTAURACIÓN HIDROLÓGICA Y VEGETAL

 Texto e imágenes: © Proyecto Sierra de Baza

 Autorizada la cita de este reportaje con referencia a su fuente.

© Proyecto Sierra de Baza

Uno de los lugares de tala en 1998

 

© Proyecto Sierra de Baza

El mismo lugar en el año 2005.

Si se comparan las dos imágenes, en la parte derecha de las mismas se aprecia el talud que se ha ido formado por la erosión en estos años.

 

En muchos de los lugares afectados por las ilegales y masivas talas de la Sierra de Baza se alteraron gravemente los cauces de los arroyos, dando lugar a unos cauces más superficiales más anchos, planos y abiertos, en los que además se suprimió la vegetación protectora de los laterales de estos cauces (la vegetación riparía)  con el correlativo aumento de la temperatura del agua por insolación, favoreciendo con ello una mayor pérdida del agua por evaporización, lo que repercutió gravemente en la capacidad de retención y calado de agua en la cuenca con la práctica desaparición de la capa freática de estos lugares, antes relativamente próxima (entre 1 y 2 metros de profundidad). Así y si lugares como el Arroyo Bodurria era un lugar que no sufría el estiaje de sus aguas, de modo que el caudal no se llegaba a perder ni en los meses más secos de verano, como los estudios técnicos previos que hemos consultado a la actuación deforestadora así lo mantienen, tras la eliminación de la cubierta vegetal de este lugar el arroyo prácticamente desapareció y ahora lo excepcional es que lleve agua, lo que ocurre en contados días del invierno y el deshielo.

 

Las recuperación de estos lugares va a ser muy laboriosa y costosa, y o que es más grave, precisará de mucho tiempo, para que estos parajes puedan recuperar su originaria armónica configuración.

 

Una simplista plantación de árboles, como se ha pretendido en algunos lugares, no es ni mucho menos la solución para estos parajes que precisan de una actuación más compleja, en la que la plantación de árboles sea una fase más de los trabajos que aquí se afronten. Para ello se considera que ES PRECISO PRIMERO UNA RESTUARACIÓN HIDROLÓGICA Y POSTERIORMENTE VEGETAL, conforme pasamos a comentar resumidamente:         

 

Restauración hidrológica. Con la finalidad de recuperar los arroyos afectados en su originaria morfología y funcionalidad, de modo que se permita la interrelación tanto dentro del propio río, como entre éste y su llanura de inundación. Recuperando en definitiva la conexión del río con su cuenca y con ello su natural equilibrio dinámico. Para ello es básico proceder a favorecer la recuperación de la originaria dinámica de estos arroyos con carácter previo a cualquier otra actuación  complementaria o final, como puede ser su forestación, que en las circunstancias actuales tiene mínimas posibilidades de éxito.

 

Frenar la erosión de las riberas afectadas, poner soluciones a la efectiva y grave eutrofización de las aguas de estos arroyos, deben de ser algunas de las medidas que se afronten con urgencia para comenzar a recuperar estos arroyos de modo que como dicen Marta González de Tánago y Diego García de Jalón (Restauración de Ríos y Riberas. Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, 1998)  con la restauración de los ríos y riberas se consiga el objetivo retornar el cauce a un estado próximo al natural o previamente existente antes de su deterioro.

 

Restauración vegetal. Solo una vez resuelto el problema de la restauración hidrológica, podrá afrontarse la recuperación de la cubierta vegetal de estos lugares: “la revegetación de las riberas debe de llevarse a cabo siempre después de la restauración de la morfología de los cauces, y teniendo la seguridad de que el espacio riparío o banda donde se lleve a cabo la plantación o siembra esté conectado hidrológicamente con el cauce” (González de Tánago y García de Jalón, obra citada pág. 173), con el objetivo final de conseguir una comunidad vegetal de ribera estable integrada tanto por los estratos de vegetación herbáceo, arbustivo como el arbóreo, por lo que no hablamos en este apartado de restauración forestal, que estaría integrada solo por árboles, sino de restauración vegetal, siguiendo para alcanzar este fin los principios de la restauración progresiva, con apoyo hidrológico adicional (riegos) en los primeros años de la plantación, hasta que se consolide en el tiempo la comunidad vegetal introducida.  

 

Una última actuación sería la tendente a favorecer el regreso de la fauna a estos lugares, en el que han desparecido los árboles viejos y añosos, con lo que no quedan refugios naturales para la fauna. El fin de toda esta actuación, que como es fácil de imaginar va a durar años, es el de recuperar la multifuncionalidad vegetal y funcional que estos lugares tuvieron: SU BIODIVERSIDAD ANIMAL Y VEGETAL.     

   

El Fallo de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Granada que confirma el Tribunal Supremo y que imponía, la restauración de los lugares afectados por las masivas e indiscriminadas talas  a la Junta de Andalucía, como administración autonómica a la que legalmente le corresponde la tutela del Parque Natural Sierra de Baza reparación que indica deberá acometerse mediante un proyecto específico de restauración que comprenderá precisa y puntualmente las zonas afectadas a que se refieren las presentes actuaciones, de manera que el Tribunal pueda verificar el efectivo cumplimiento de la responsabilidad civil impuesta. 

 

La Asociación PROYECTO SIERRA DE BAZA

 

 

  © 2005  Proyecto Sierra de Baza. Todos los derechos reservados

| Ir a página principal |

 

 

Mas reportajes

 

 

La arquitectura popular de la Sierra de Baza.

 

Interesantísimo reportaje sobre la arquitectura popular de la Sierra de Baza: sus singularidades y el riesgo actual de desaparición.

 

Fauna en la nieve.

 

Descubrir la vida que se esconde en las montañas ibéricas en la época invernal, es el objetivo de este reportaje.

 

El álamo temblón en la Sierra de Baza.

 

Octubre-2004. Se localiza en la Sierra de Baza, el mas importante bosque de álamo temblón de la España Meridional.

 

El bosque de las víctimas del 11-M.

 

Una plantación de árboles en homenaje a las víctimas del atentado de Madrid del 11-M.

 

Las talas de 1998

 

Completo reportaje sobre las talas de 1998 y su posterior enjuiciamiento.

 

Una exigencia irrenunciable

La gestión ordenada y sostenible de las actuaciones forestales en la Sierra de Baza, una exigencia irrenunciable.

 

La eutrofización

¿Que es la eutrofización de las aguas?